2013-09-14 17:09 FC Barcelona Por: Administrador

Neymar: nacido para recibir golpes



Desde bien pequeñito, Neymar lleva la finta y el regate grabados a fuego en su ADN. El brasileño es capaz de darle toques a un naranja, así como de regatear a un cubo de basura. El espectaculo está íntimamente ligado a su figura. El problema viene cuando su técnica empequeñece las virtudes de sus oponentes. Desde que el mundo lo conoció, ha sido habitual ver alternar golazos y duras entradas en los vídeos que nos ponían en televisón.

En Europa, la historia no ha cambiado demasiado. Ya desde el primer día, en el debut del chaval contra el Legia Gdansk, en partido amistoso, bastaron 15 minutos para comprobar que en el Viejo Continente habían tomado buena nota de como parar al delantero. La historia se ha repetio ya en varias ocasiones. En la Supercopa, contra el Atlérico, el '11' recibió numerosos 'recados' por parte de los colchoneros. Aunque el más sonado hasta ahora, quizá sea el encontronazo que tuvo con Jesús Gámez, hace ahora tres semanas. El lateral malaguista se exasperó después de que Neymar le tirara un caño. Incluso le llegó a agarrar del cuello. Estas reprimendas acompañarán a Neymar durante toda su vida deportiva, ya que éste no entiende el fútbol de otro modo.



El problema es que el brasileño no siempre aguanta estoicamente. Más de una vez le hemos visto devolverse. Incluso en la Confecup le vimos lanzar besos a un futbolista uruguayo a modo de desafío. Y en el Barça, algunos episodios le han costado tarjetas amarillas.

El Tata parece haber tomado la determinación de cortar por lo sano estas situaciones. El rosarino lo tiene muy claro: balón al piso y a jugar. Es decir, que Neymar se centre en el juego y, por muchas faltas que reciba, responda siempre con fútbol a las embestidas rivales. Seguro que Martino sabe lo que se dice. Él también sufrió a los zagueros cuando en su etapa de futbolista.

Cabe señalar otro dato importante: aunque es cierto que Neymar ha sido amonestado en más de una ocasión por seguir la pelea, otras han sido por cortar algún avance del rival. Señal de que el azulgrana también está comprometido con el juego defensivo de su equipo. Y es que el crack brasileño se preocupa de jugar al fútbol. A todos los niveles.




Deja tu Comentario