2017-03-27 21:03 Reportajes Por: Administrador

Nadie ha robado más que el Real Madrid a lo largo de la historia



Fede Peris
La prensa madridista más fanática está rabiosa y le ha dado por decir que los árbitros favorecen al FC Barcelona. ¿Por qué? Sencillamente porque le pitan más penaltis a favor que en contra... últimamente. Sí, últimamente. Lo que calla la prensa cautiva
y babosa del radicalismo merengue más rancio es que si hay que hablar de penaltis, llevan las de perder y mejor se están calliditos y bien tapados.
No se trata de recordar ahora penaltis históricos a favor del Real Madrid y en contra del FC Barcelona que pasaron a la historia de las desvergüenzas más grandes de este deporte, como el señalado por el recordado José Emilio Guruceta en el Camp Nou en 1970.  Sólo vamos a recordar la historia estadística, fría y rigurosa. Y la historia es la que es, no la que le gustaría que fuera a los palmeros que recitan, diligentes, las consignas mentirosas que les han indicado que repitan mil veces para tratar de convertirlas en verdad. Y la historia dice lo siguiente:

Penaltis (a favor y en contra) a lo largo de la historia en Liga

+230 Madrid (505/275) +154 Atlético (445/291) +143 Barça (476/333) +50 Valencia (421/371) Dicho esto, sobran las palabras. Muchos, muchos, muchos penaltis a favor tienen que pitarle al Barcelona para compensar el agravio histórico que ha sufrido. Y muchos, muchos, muchos penaltis tienen que pitarle en contra al Real Madrid para ponerle a la altura de las injusticias que ha recibido el FC Barcelona en la historia liguera. Esta es la verdad. Pura y dura. Lo demás son cuentos chinos sin más objetivo que el de intoxicar al personal por el pánico que produce que, una vez más, el Barça pueda optar a otro triplete. Se trata de ensuciar cualquier gesta que pueda lograr el Barcelona lanzando porquería. Y que la infamia cale a base de repetirla y repetirla. La prensa bullanguera que Florentino tiene a su disposición para que le toque las maracas o la fanfarria, según convenga, los mismos que intentaron convencernos de aquella falacia del villarato, son los que ahora ponen el grito en el cielo porque en los últimos diez años al Barça le pitan más penaltis a favor que a nadie y menos penaltis en contra que a nadie.

Por qué le pitan al Barça más penaltis a favor y menos en contra "últimamente"

¿Y qué esperaban? El Barça roza el 70% de posesión del balón en todos sus partidos durante la última década en Liga. Es decir, si el rival sólo tiene el balón el 30% del tiempo de partido, se reducen las posibilidades de pisar el área del Barça para que le piten un penalti en contra a los azulgrana, y se multiplican las posibilidades de que se produzca una pena máxima en el área rival. Es simple aritmética y cálculo de probabilidades, algo que no está al alcance de los obtusos catetos que le tocan la gaita a Florentino Pérez en los medios. ¿Qué al Real Madrid le sacan más tarjetas? Obvio, también. Si hablamos de los últimos diez años, sólo hay que recordar la época de Mourinho, cuando sacaba a sus jugadores al campo como hienas con la misión de atizar a todo lo que se encontraran por delante. Así expulsarían a alguno o algunos y ya tendría coartada para después quejarse de que "el Barça siempre acaba jugando contra diez". Sucias y habituales maniobras. Pero cuando se zurra más, se reciben más tarjetas. Y cuando se zurra menos, como en el caso del FC Barcelona, se acaparan los premios a la deportividad por juego limpio.

Aparato de propaganda mentiroso

Es así de fácil. Pisas más el área, más penaltis a favor. Dejas pisar menos el área al rival, menos penaltis en contra. Juegas limpio, menos expulsados. Juegas sucio, más expulsados. Este razonamiento tan simple no es entendido en la Caverna, en donde prefieren quedarse con lo superficial y atacar, atacar y atacar. De lo que no hablan es del balance histórico, lo que confirma su alto nivel de manipulación.  Y utilizan las cifras para engañar. Colocan al Barça líder del ranking de favorecidos con las tarjetas. Como si fuera culpa del Barça la propensión expulsión de Pepe, Sergio Ramos y compañía. En la capital del reino español penaliza jugar con deportividad intentando evitar las expulsiones. Eso no gusta en Madrid, como el famoso tikitaka cuando lo practica el Barça. Si es cosa de la selección, está muy bien. Y si el Real Madrid da ocho pases seguidos al primer toque, el Bernabéu se pone en pie. Una filigrana de Neymar es una provocación y un regate con pifia final de Cristiano Ronaldo es, en cambio una obra de arte. ¡Cuánta mentira se esconde detrás del aparato de propaganda que tiene organizado Florentino Pérez en sus trincheras mediáticas!

¿Serán culpa del Barça los malos modos del Real Madrid?

Y se acuerdan de Mascherano porque le hizo un penalti a Lucas Vázquez que no pitó el árbitro. ¡Cómo si al Real Madrid le hubieran pitado en contra todos los penaltis que comete en cada partido y que los árbitros no quieren ver! Esta misma temporada, ante los mismos rivales, se han producido jugadas similares que los árbitros han aprovechado para regalarle puntos al Madrid y quitárselos al Barça como denunció recientemente Piqué, ganándose la repulsa del sector casposo de la Caverna, que opina que sólo ellos tienen derecho a quejarse. Los demás, a callar. Pero siguen ladrando, lo que permite al Barça pensar que cabalga. Los llantos del segundón, de todas formas, no impedirán recordar otro récord de la vergüenza, del que tampoco hablan, porque ni toca ni les dejan tocarlo: Cristiano Ronaldo, pichichi histórico de goles de penalti. Y así, de penalti en penalti, va creciendo su leyenda como goleador. Leo Messi ha jugado cinco temporadas más y ha disputado 54 partidos más en LaLiga que Cristiano Ronaldo. Aún así, pese a la ventaja del tiempo y los partidos que juega a su favor, Cristiano Ronaldo ha marcado en sus ocho años como madridista 58 goles de penalti del total de 278 tantos anotados en LaLiga. Es decir, más de un 20% de los goles de Cristiano Ronaldo llegan desde el punto de penalti. Messi, en cambio, como máximo goleador de la historia de LaLiga, ha convertido en gol 43 del total de 332 goles marcados en esta competición. Es decir, que un gol de cada nueve de Messi llega de penalti.

Toda la incierta gloria para el Real Madrid

Toda la "gloria" para quien más la merece: el Real Madrid. Más penaltis a favor, el Real Madrid. Menos penaltis en contra, el Real Madrid. Pichichi histórico e inigualable desde el punto de penalti... ¡Cristiano Ronaldo! el más grande en la pena máxima. Aunque, eso sí, seguido muy de cerca por Hugo Sánchez, un dignísimo rival. Todo queda en casa. Y así, de penalti en penalti, fueron llegando Ligas y copas de hojalata, también llamadas de Europa, compitiendo contra nadie y siempre con doce en el campo. Mejor se callan y se lo piensan antes de abrir la boca para engatusar al personal con sandeces de medio pelo. Son los mismos que se esconden y miran hacia otro lado cuando les recuerdan el gol del Barça en el Benito Villamarín, que no fue concedido a pesar de entrar la pelota medio metro dentro de la portería, los que se esconden cuando hay que hablar del penalti concedido al Real Madrid por derribo de James a Modric o del gol concedido a Sergio Ramos con tres jugadores, incluido él, blancos en fuera de juego. Al Barça le pueden favorecer puntualmente los árbitros, pero a esos niveles ni ha llegado ni llegará. Eso es un coto vedado para el Real Madrid, el mejor amigo de los árbitros. Con bolsas o sin bolsas. Todo eso ha ocurrido aunque, oyendo los ladridos de los profesionales del ruido, no lo parezca.
 

El pichichi de los penaltis

1.- Cristiano Ronaldo: 58 goles 2.-Hugo Sánchez: 56 goles 3.-Koeman: 46 goles 4.-Messi: 43 5.-Penev: 43 goles 6.-Dani: 34 goles 7.-Marañón: 34 goles 8.-David Villa: 32 goles 9.-Garitano: 31 goles 10.- Quini: 30 goles 11.-Raúl Tamudo: 30 goles
 

Deja tu Comentario