2013-04-15 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Nadie le quita la pelota al Barcelona



Hay quien prefiere presumir de pegada, pero con la pegada no se va a ningún lado. Se ganan pocos títulos (tres en tres años) y se marcan menos goles. El estilo de control y posesión del balón que ha llenado la sala de trofeos del Barça de títulos desde 2008 y que ha dado a España una personalidad propia, un campeonato del mundo y dos Eurocopas, es el estilo de juego que mejor funciona y el que más admiración despierta en el mundo entero. Sólo tiene un inconveniente. Para llevarlo a la práctica se requieren jugadores adecuados que sean capaces de interpretarlo sobre el terreno de juego. Pero el Barça los tiene, tiene a los mejores.

La cuestión es que desde que Guardiola implantó este sistema de juego en el Barcelona en 2008, nadie ha conseguido poseer la pelota en un partido durante más tiempo que el Barcelona. La última vez que se recuerda que el Barça cedió el control del balón fue en 2007, cuando el Real Madrid, que jugaba a otra cosa, consiguió poseer la pelota ante el Barcelona durante el 50,5% del tiempo que duró el partido, quedando para el equipo blaugrana el 49,5% restante. Desde ese día el Barcelona ha disputado 300 partidos y nadie ha sido capaz de quitarle la pelota y cuestionarle su dominio. Nadie, nadie. Y los títulos han llegado en mayor abundancia que nunca: Champions, ligas, copas, supercopas, mundialitos...



De esta manera el Barcelona ha impuesto su superioridad en el fútbol mundial, que se rinde ante la exquisita técnica de unos futbolistas capaces de hacer en el campo lo que todos intentan y nadie consigue. El récord de posesión de balón lo obtuvo el Barcelona esta misma temporada en la Champions League, en un partido disputado en Glasgow ante el Celtic, alcanzando nada menos que el 89% de posesión.

En Madrid no gusta este sistema de juego, que es el de la selección, porque el Real Madrid no tiene jugadores para practicarlo. Pero las estadísticas confirman que es mucho más eficaz que el de esa famosa "pegada" que aporta títulos en cuentagotas mientras el Barça afirma su hegemonía en España y en el fútbol mundial sin apenas oposición.


Deja tu Comentario