2012-02-02 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

Nadie puede con el Barça por las buenas



El Real Madrid creó la tendencia y el resto de rivales la han seguido: utilizar la violencia para contrarrestar la superioridad blaugrana. Se trata de no dejar jugar al Barça con repetidas faltas al límite del reglamento que cortan el ritmo del juego azulgrana.

El Valencia en Copa contra el Barça fue un alumno aventajado de esta moda. En el primer minuto de partido ya había hecho dos faltas merecedoras de tarjeta amarilla. La primera, de Jonas por agarrar por detrás a Messi; la segunda, por una patada de Miguel a Alexis.



Albelda, Jonas y Mathieu se añadieron también a esta barra libre. Agarrones, empujones, patadas y golpes en la cabeza (Cesc acabó con la ceja rota). Sin embargo, la primera tarjeta amarilla no fue por este rosario de infracciones sino porque Jonas se quitó la camiseta para celebrar el gol


Deja tu Comentario