2014-06-12 23:06 FC Barcelona Por: Administrador

Neymar arregla lo que estropea Marcelo (3-1)



David Medina

Yuichi Nishimura, el colegiado japonés que ha pitado esta noche el partido inaugural del Mundial de Brasil, ha tenido el honor de compartir protgonismo con Neymar. El crack blaugrana ha hecho lo poco de bueno que se le ha visto a Brasil. El resto lo ha puesto el árbitro, que se ha inventado un penalti inexistente de Lovren sobre Fred en el minuto 71. El partido estaba igualado y la decisión arbitral ha sido decisiva en la resolución del partido. Luego ha anulado un gol más que discutible a Croacia por entender que Olic había tocado previamente al portero Julio César cometiendo sobre él una falta discutible, por lo que el remate posterior de Perisic quedaba invalidado.



Croacia ha pecado de conformista, con sus dos estrellas, Modric y Rakitic, más pendientes de defender que de construir. Brasil, por su parte, ha mostrado lo que se esperaba: una dependencia total y absoluta al juego de Neymar. El equipo de Scolari parece una banda: Neymar y diez más.

Marcelo empezó anotando el primer gol del Mundial en propia puerta en el minuto 10. Ha sido un jarro de agua fría para Brasil, que ha tardado en reaccionar. Y lo ha hecho a través de Neymar, el único que allí daba alguna sensación de peligro. En el minuto 29 se ha inventado un zurdado raso y envenenado desde fuera del área que ha rebotado en el palo y se ha colado irremisblemente en la meta de Pletikosa.

El 1-1 ha espoleado a Brasil, que ha jugado sus mejores minutos, pero con pocas ideas y nula profundidad. Entonces Croacia se ha limitado a defender hasta que ha llegado el piscinazo de Fred en el minuto 71. Neymar ha transformado el penalti, ha puesto a Brasil por delante y ha obligado a los croatas a desperezarse. Y lo han hecho con acierto, llegando con mucho peligro en tres o cuatro ocasiones ante la meta de Julio César. Pero el balón no quiso entrar y el árbitro se encargó de tranquilizar a Scolari, que lo protestaba todo desde el banquillo, con decisiones claramente favorables a Brasil que ponen en tela de juicio la justicia que los árbitros puedan impartir en este torneo, especialmente cuando Brasil esté en el campo.



A última hora, en el minuto 92, Óscar ha puesto el 3-1 aprovechando los espacios dejados por una Croacia que ha buscado el empate asumiendo riesgos. Brasil ha ganado, pero ha dejado muchas dudas. Neymar y poco más. Rakitic, por su parte, ha estado muy deslucido. No ha sido el futbolista brillante que estamos acostumbrados a ver en el Sevilla.


Deja tu Comentario