2014-06-13 12:06 Real Madrid Por: Administrador

Neymar empieza el Mundial repartiendo mamporros



Carlos Muñiz

Neymar se ha propuesto enseñarle al mundo que su repertorio de jugadas es inacabable. Incluye, además, codazos como el que ayer le propinó al madridista Luka Modric sin venir a cuento, en una jugada intrascendente en el centro del campo. A lo mejor Neymar olió a merengue y se obnubiló. Lo cierto es que la acción fue de roja directa, porque no había intención de jugar la pelota y sí de hacer daño. El simpático colegiado japonés, Yuichi Nishimura, que estuvo muy cortés con la selección anfitriona, miró hacia otro lado y no quiso ver lo que vio el mundo entero, que Neymar debió ser expulsado en esa jugada.



Así ha empezado Neymar su obsesiva carrera por convertirse en el número, algo que el marketing ya le ha concedido en Brasil. Podrá ser el máximo goleador a base de penaltis y podrá zurrar a sus rivales cuanto le venga en gana porque sabe que no le van a castigar. Y así se cimentará la leyenda de quien ya es famoso en el mundo entero más por los escandalosos secretos que se escondían tras su fichaje que por lo que ha demostrado en su primera temporada en el fútbol español.


Deja tu Comentario