2014-08-17 11:08 FC Barcelona Por: Administrador

Neymar estudia su renuncia a la selección de Brasil



Pedro Riaño

"Neymar no es un crack". La frase pronunciada por el nuevo seleccionador brasileño Carlos Caetano Bledorn, también conocido como Dunga, le ha llegado al alma a Neymar. Es la confirmación de algo que ya sabía: no es santo de la devoción del nuevo responsable de la canarinha. Y en esas circunstancias, el futbolista blaugrana se plantea la posibilidad de renunciar a jugar con la selección de su país mientras el seleccionador sea el que la Confederación Brasileña de Fútbol ha decidido como sustituto de Scolari.



El jugador barcelonista va a pedir y exigir un respeto al nuevo seleccionador brasileño. Está harto de una serie de chinitas que le va lanzando desde hace unos años y no está dispuesto a trabajar con alguien que no cree en él. "Es el mejor jugador de Brasil, pero no es un crack", ha dicho en la revista Época. Dunga ha añadido que "para tener categoría de crack tiene que tener el título de campeón del mundo a sus espaldas. Trabajaremos, en la selección, para que juegue por encima de la media que define a un crack". Y ha ampliado el concepto que él tiene de crack: "Vamos a ver. Pelé, de cada diez partidos, resolvía seis o siete...Garrincha resolvía seis o siete... Es lógico, como más avanza el fútbol, más difícil se pone. Los espacios son más reducidos, los marcajes más fuertes. El rival te pone a dos jugadores encima... Hoy en el fútbol moderno para marcar diferencia, de cada diez partidos tienes que decicir cinco o seis".

Finalmente, Dunga ha advertido que "crearé una estructura para que Neymar pueda marcar la diferencia jugando en función de la selección y no con las libertades individuales que tenía hasta ahora".

Neymar no le va a consentir a Dunga más faltas de respeto. Hablará cara a cara con él y con los máximos responsables de la selección de Brasil y, si no obtiene las garantías de que obtendrá el respeto profesional del seleccionador, no le temblará el pulso para tomar una decisión, abandonar temporalmente la selección de Brasil, que podría constituir todo un movimiento sísmico entre los aficionados al fútbol brasileño. O mucho cambian las cosas o vamos a asistir a un auténtico pulso entre Neymar y el nuevo seleccionador brasileño.



 

 

 


Deja tu Comentario