2016-11-24 07:11 FC Barcelona Por: Administrador

A Neymar le costó más ver la tarjeta amarilla que fabricar un gol



Neymar fue uno de los protagonistas más destacados del Celtic-Barça de anoche. El crack brasileño estuvo incisivo e inspirado, y de hecho un pase suyo sirvió para que Leo Messi rematara a la red y adelantase a su equipo en Glasgow. El '11' culé volvió a ser decisivo sobre el terreno de juego, y no le costó nada fabricar el primer tanto azulgrana. Sin embargo, el carioca las pasó canutas cuando intentó forzar la tarjeta amarilla para llegar limpio de amonestaciones a octavos de final del torneo. El '11', a sabiendas de que estaba a una cartulina de la suspensión, buscó flagrantemente la amarilla, que impedirá que juegue contra el Monchengladbach en la sexta jornada y le permitirá llegar a octavos de final sin preocuparse por las sanciones. El problema es que no hubo manera de hacerlo, aunque lo intentó durante varios minutos tras marcar su equipo el segundo y definitivo gol. 

Neymar casi ve la roja por una entrada desmedida

El caso es que finalmente lo consiguió, no sin arriesgarse mucho: derribó a un rival sin balón de por medio, lo que el árbitro Orsato podría haber castigado con tarjeta roja si se hubiera mostrado extremadamente riguroso. A pesar de ello, Neymar se salió con la suya y finalmente no jugará en el Camp Nou el último partido. Pocos minutos después, Luis Enrique decidió sustituir al '11' -es la primera vez esta temporada que el asturiano le cambia-, y el Celtic Park le abucheó después de su dura entrada. El Barça puede estar tranquilo de contar con el brasileño en la fase final del torneo.

Deja tu Comentario