2015-12-01 17:12 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid quieren que Neymar pida perdón por ser tan bueno



Neymar estuvo especialmente discreto en el Bernabéu. Se limitó a marcarle su gol al Real Madrid, a dar asistencias a sus compañeros y a desbordar todo lo que pudo a Danilo, que tampoco le ofreció excesiva resistencia. Al final del partido, como resultado de la impotencia ante un Barça infinitamente superior, Isco recurrió a la violencia y sin venir a cuento y sin posibilidad de jugar el balón, le arreó un patadón a Neymar que al árbitro no le quedó más remedio que castigar con la expulsión. Algo tan sencillo como esto ha servido para que desde Madrid le den la vuelta a la historia -algo que ya suele ser habitual- convirtiendo al agredido en agresor. Y al agresor en víctima. Son así. No soportan que el 5-0, el 2-6 y el 0-4 recientes no hayan podido tener respuesta y manipulan la realidad según les conviene. Mejor hablar del "pobre Isco", que fue expulsado, que del festival que dio el Barça ante un Real Madrid patético. Y como les da mucha rabia, rabian y sacan fuego por la boca. Es lo que les ha pasado a Sanchís (el que pisoteó a Mathaus en Múnich) y a Poli Rincón, comentaristas sin título ni conocimientos en la Cadena Cope. Al final acabarán exigiendo a Neymar que pida perdón por agredir con su pierna al pie de Isco. Y de paso que pida perdón por ser tan rematadamente bueno, por desequilibrar con tanta facilidad y por ser mejor que los demás. Eso es lo que les duele de verdad. Que Neymar está en el Barça y Florentino se tuvo que conformar con Gareth Bale. Y, efectivamente, eso duele. De ahí las campañas y campañitas para distraer la atención del personal con anécdotas que nada tienen que ver con la auténtica realidad: este Barça es mucho Barça para tan poco Real Madrid. Pero eso no lo dirán. Mejor hablar de Neymar, que se merece un buen patadón y mucho más. Y si el patadón le deja bien lejos del Barça, mucho mejor. Y si las patadas no pueden alejarle del Barça, que sea la Audiencia Nacional. Mucha rabia contenida y mucha impotencia.

Deja tu Comentario