2016-09-17 19:09 El Soplo Por: Administrador

Neymar se echa en contra a sus compañeros por su pique con Rafinha



Sergio Portales Neymar marcó en Leganés, pero aunque el Barça ganó 1-5 no vivió una jornada feliz. Se sintió perseguido por los defensas del Leganés ante la pasividad arbitral, perdió la paciencia y se ganó la tarjeta amarilla protestando airadamente al árbitro. En ese momento, apareció su amigo Rafinha, su ángel de la guardia, el único brasileño que le queda en el vestuario del Barça, con quien compartió la gloria del oro olímpico brasileño. Rafinha le puso la mano en el pecho para que se calmara, haciéndole ver que si insistía con las protestas podría perjudicar aún más al equipo con una expulsión. Pero Neymar no se avino a razones y se sacó de encima de manera brusca la mano que Rafinha tenía apoyada sobre su pecho en un gesto de no querer hacer caso a lo que le decían.

Neymar pidió  disculpas a Rafinha

Neymar pidió disculpas a Rafinha por su gesto. Y también a sus compañeros, que a través de los pesos pesados del vestuario le han hecho saber que están unánimemente en contra de ese tipo de comportamientos que sólo perjudican al colectivo. Y tampoco ha gustado el trato recibido por Rafinha cuando únicamente quería poner paz. Incluso tuvieron que intervenir Mascherano y Jordi Alba para que la bronca de Neymar con Rafinha no fuera a más. Todo muy desagradable. Hay quien piensa que Neymar es otro, que ha vuelto cambiado desde que ganó el oro con Brasil y se aseguró un contrato de película muy próximo al que disfruta Leo Messi con el Barcelona. Al final del partido Rafinha intentó quitarle hierro al incidente. "Ha sido un partido caliente, y la nuestra una pelea de hermanos. Es como mi hermano, si nos hubiéramos pegado puñetazos no hubiera pasado nada". Sea como fuere, el tema no pasó a mayores. Neymar pidió disculpas y éstas le fueron aceptadas por sus compañeros ante el susto de Luis Enrique, que veía que el asunto podía írsele de las manos.      

Deja tu Comentario