2013-12-19 20:12 Real Madrid Por: Administrador

Neymar, un fichaje "baratito" de 57 millones que costó 142



Si en el plano deportivo ha enderezado un poco el rumbo, en el ámbito extradeportivo el Barça vive en un contexto de contínua polémica. A las acusaciones de 'El Mundo' a Leo Messi y su familia de usar partidos benéficos para beneficio propio y de colaborar con gente relacionada con el narcotráfico, se le debe sumar el tema del fichaje de Neymar. Las cifras no están claras y cada vez van saliendo más indicios que el precio real que pagó el conjunto azulgrana no tiene nada que ver con el que contaron públicamente Rosell y los suyos.

Un socio del Barça, Jordi Cases, presentó una querella contra Rosell por apropiación de dinero en el fichaje de Neymar y si este proceso prospera, podría acabar con consecuencias muy negativas para la entidad culé.



El fichaje de Neymar, por ejemplo, se podría disparar hasta los 142 millones si finalmente triunfa la demanda. Además, una de las empresas que tenía en propiedad los derechos del jugador estaría estudiando si presentar otra denuncia contra el club azulgrana, lo que complicaría aún más las cosas.

¿Y cómo se explican estos 142 millones? Por un lado, parece claro que el precio que acabó pagando el Barça por Neymar no es de 57 millones como dice el club. Porqué por más que se esfuercen en negarlo, los derechos preferenciales sobre tres jóvenes futbolistas del Santos más los dos amistosos concertados con el club brasileño no son operaciones aparte del fichaje del crack brasileño. Por lo tanto, a los 57 millones reconocidos por el club habría que sumarle 23 millones más por los derechos preferenciales sobre los jugadores -que, en verdad, sirven de bien poco a la hora de afrontar el fichaje- más los costes de los dos amistoso.

Además, si como hemos dicho, la reclamación del socio azulgrana Jordi Cases prospera, el Barça debería de abonar 40 millones como pago del impuesto del IRPF. El Barça estaría obligado a presentar esos 40 millones que supuestamente se le abonaron al padre de Neymar como prima de fichaje como rendimiento neto por trabajo. Así, según la normativa en España y Cataluña, el Barça debería pagar unos 40 millones de impuestos.



Y por último, la demanda de la empresa Sonda, una de las dos compañías que tenían en propiedad los derechos de 'Ney'. Sonda dice que el club azulgrana le ha engañado y que no ha cobrado su porcentaje del fichaje del jugador. La empresa alega que Neymar no costó 57 si no que realmente costó 70 millones (57 + 23 por los derechos sobre los jugadores y los amistosos), por lo tanto deberían haber recibido 32 millones y no 7. 

Por lo tanto, en caso que las demandas prosperen, el precio probable de Neymar sería: 40 millones netos para Neymar + 45 millones de impuestos + 42 millones en derechos federativos (32 más que los inicialmente pagados) + 8 millones por derechos preferenciales + 4 milones de amistosos + 3 millones por objetivos = 142 millones de euros.


Deja tu Comentario