2015-03-23 00:03 FC Barcelona Por: Administrador

"No bebe agua, Cristiano no bebe agua..."



Vamos a ver si la Liga de Fútbol Profesional sanciona al FC Barcelona porque, esta vez sí, miles de personas corearon la música de Guatanamera con la letra de "No bebe agua, Cristiano no bebe agua, no bebe agua...". No hay insulto por medio, aunque cada uno puede entender lo que quiera. De cualquier forma, mejor esto que escuchar a decenas de miles de personas corear en el Bernabéu aquello de "Messi, subnornal", "ser del Barça es ser un subnormal" o "puta Barça y puta Cataluña".

Cristiano Ronaldo cae mal en el Camp Nou como cae mal en todos los campos del mundo a excepción del Bernabéu y de los recintos portugueses cuando juega con su selección. Nadie le aguanta sus actitudes chulescas, su soberbia y su prepotencia. Y hoy ha vuelto a justificar los abucheos cuando ha aprovechado su gol para dirigirse al público y restregárselo por la cara pidiendo calma. La calma que no ha tenido él a lo largo de todo el partido. Sus compañeros tuvieron más luces que él y acabaron con su celebración cuando acudieron a abrazarle. El chico es así. Y luego se extraña de que caiga mal en todas partes. Se lo gana a pulso. Lo que ha hecho hoy en el Camp Nou merece que la Comisión Antiviolencia actúe y valore esos gestos que generan violencia entre los aficionados. Ha sido una provocación en toda regla que no es nueva y que ya acostumbra a realizar en todos los campos. Está bien que se intente acabar con la violencia verbal en la grada, pero mucha más responsabilidad tienen los protagonistas del espectáculo, en muchos casos multimillonarios del deporte, que están obligados a tener un comportamiento más digno que el que muestra habitualmente este jugador.



Luego Mateu Lahoz tuvo que amonestarle por simular una falta. Ni se comporta como persona ni como deportista. Siempre recurriendo a las trampas, simulando para que el árbitro pique.

Nadie le llamó borracho en el Camp Nou. Sólo le recordaron, después de filtrarse las imágenes de su fiesta de cumpleaños, que no bebe agua. Si mal está que le abucheen, peor es que él se encare con el público. El público paga y él cobra. No puede ser que el que cobra se dedique a provocar al que paga con sus gestos de mal perdedor y peor ganador.


Deja tu Comentario