2016-11-09 08:11 Fichajes Por: Administrador

No hay dinero para fichar a un lateral



Primero fue el problema del central, después el del cuarto delantero, y ahora parece que la posición maldita para el Barça en cuanto a refuerzos es la del lateral. El puesto del carrilero derecho es la prioridad en los fichajes culés, sobre todo después de que Luis Enrique no cuente para nada con Aleix Vidal, cuya relación está totalmente rota. Sin embargo, lo cierto es que el dinero que debería destinarse a dicho puesto no estará disponible para Bartomeu, que deberá invertirlo en otro aspecto. Más concretamente, en las renovaciones recientes de los cracks de la actual plantilla. Lo cierto es que el Barça se encuentra en plena fase de alargues de contrato de su columna vertebral. Tras las renovaciones de Neymar y de Busquets, entre otros, ahora esperan Luis Suárez y Messi, cuyos nuevos salarios subirán todavía más. En este sentido, Bartomeu considera de mayor importancia priorizar este aspecto antes de fichar a un lateral. Actualmente, el 65% del dinero del primer equipo se dedica a los salarios de los jugadores. Si se tiene en cuenta que las líneas rojas se encuentran en el 70% -entre todas las secciones se llega al 69%-, al club no le quedan muchas salidas.

La venta de Aleix Vidal, un problema

Lo que será más difícil todavía es sacar tajada de la venta de Aleix Vidal, lo que daría ingresos extra. El Barça pagó 18 millones más variables por él hace una temporada y media. Por proporción de lo que desembolsó, el club culé debería venderle al menos por 12 'kilos' para recuperar la inversión, pero no parece que haya clubes dispuestos a abonar semejante cifra por un futbolista que apenas ha jugado desde que pisó el Camp Nou. En este sentido, al Barça le queda la opción de liberar masa salarial y hacerlo compatible con la llegada de otro carrilero, que no tiene que ser forzosamente caro.

Deja tu Comentario