2013-02-28 13:02 Real Madrid Por: Administrador

No es el primer lío de Benzema con sus coches



En su primera temporada como futbolista del Real Madrid, en 2009, Karim sufrió un aparatoso accidente con su vehículo. Fue tras un Clásico en el Camp Nou, como esta vez. El delantero regresaba de Valdebebas y chocó contra unos pivotes en la finca en la que residía. En aquel momento, se achacó dicho percance a su situación personal: No era titular, ni lo fue en aquel choque ante el Barça, y atravesaba una mala racha goleadora en una temporada en la que le costó adaptarse.

No había pasado un mes desde aquel suceso cuando volvió a “estampar” un coche. En esta segunda ocasión fue en la Isla Reunión, de madrugada, a la salida de una discoteca tras la celebración de su 22 cumpleaños. Le acompañaba el rapero Rhoff y nunca se supo bien qué sucedió ni quién conducía. Lo que sí se supo es que un Lamborghini y un Porsche Carrera sufrieron las consecuencias en forma de desperfectos.



Había pasado bastante tiempo desde aquellos incidentes, y ahora ha vuelto a liarla. Alguien debería explicarle a este chico, que además suele protagonizar este tipo de acciones en sus momentos más bajos deportivamente hablando, que la profesionalidad está por encima de todo.

Todo ello sin contar con el lío más grave en el que Benzema se ha visto involucrado en su carrera: El de la prostituta Zahia D., menor de edad, que confesó hace algún tiempo que había mantenido relaciones con el delantero y con Frank Ribery. Aunque el jugador del Bayern protagonizó la mayor parte de las acusaciones de aquel caso, Benzema, que siempre alegó no saber la edad de la chica, también se vio metido en el lío. Definitivamente, la vida social del galo es su gran hándicap.


Deja tu Comentario