2012-05-27 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

No hace falta imaginarlo, en un Madrid-Getafe se insulta al Barça



Es lo que le ha ocurrido al alcalde de Getafe, Juan Soler, que poco o nada ha visto de fútbol en los últimos años, si no no se explica que sólo se haya fijado en los cánticos que se escucharon en el Vicente Calderón el pasado viernes: "El nacionalismo visceral es un cáncer para la democracia y la convivencia en España, que sólo propicia enfrentamientos entre los españoles", ha comentado Soler, que califica los abucheos de la grada hacia Esperanza Aguirre como "graves insultos". "El deporte es una actividad limpia que en muchas ocasiones se ensucia por culpa del nacionalismo visceral", ha reiterado el iluminado que descubre ahora que en los campos de fútbol se insulta.

Poco ha pasado este hombre por el Coliseum Alfonso Pérez o por el Santiago Bernabéu, donde en los derbis frente al Real Madrid se acuerdan más del Barça y sus allegados que del propio partido, del que incluso a veces celebran ceder sus puntos a los blancos. Lo mismo que en el Santiago Bernabéu, donde además de no darlo todo en el campo se convoca más desde la grada al color azulgrana que al de su equipo.

"¿Alguien se imagina una final entre el Real Madrid y el Getafe en Barcelona en la que las dos aficiones llamasen 'hijo de puta' al presidente Artur Mas como ha ocurrido con la presidenta de la Comunidad?", se pregunta. Lo que no sabe es que Artur Mas no  figura en la lista de personas polémicas para los madrileños. Si se dedicara a vomitar como la presidenta de la Comunidad de Madrid otro gallo cantaría.



Pero el espectáculo no termina aquí: "Villar debe dimitir inmediatamente porque es inaceptable que lleve cerca de 25 años en ese puesto. La permanencia en ese cargo debe tener un límite y es una obligación mantener el fútbol en el ámbito deportivo y alejado de la política. Es una cuestión de limpieza y transparencia democrática que el presidente de la Federación de Fútbol se renueve", ha expresado sobre el presidente de la RFEF, del que asegura que "su gestión ha convertido al fútbol en mucha política y poco deporte".


Deja tu Comentario