2012-05-27 16:05 Real Madrid Por: Administrador

No se dejen engañar: lo de Barça y Athletic fue lamentable



Ya cuando el Príncipe Felipe salió al palco se llevó el primer abucheo de la noche. Ni un segundo antes, sólo cuando salió Su Majestad. Preludio todo ello de lo que vino a continuación que sólo puede considerarse uno de los insultos más grandes al estado español y a los ciudadanos de este país, como fue la pitada monumental al himno español mientras algunas voces insultaban a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llamándola "hija de puta".

Las muestras de hostilidad hacia el estado español no dejaron de ocupar toda la grada del Vicente Calderón y no cesaron hasta el final del partido. En este tramo, en el último, la falta de resto fue máxima cuando gran parte de los asistentes a la final no dejaron de cantar la canción del elefante, dirigiéndose directamente al palco donde el Príncipe Felipe, carente de culpa, tuvo que aguantar el tipo.



Al final del partido, más de lo mismo. Los gritos reclamando la independencia fueron entonces los protagonistas de la fiesta culé, a la que interesadamente se sumaron los seguidores del Athletic de Bilbao. Alguien debería tomar medidas en todo este asunto y dar de permitir estas faltas abiertas de respeto. Al menos no ocurrió en el Santiago Bernabéu. Florentino Pérez sabía muy bien lo que iba a ocurrir en la final y no quiso permitirlo en el feudo madridista. Un diez para Florentino, un cero para Barça y Athletic.


Deja tu Comentario