2012-02-11 22:02 FC Barcelona Por: Administrador

No se puede ganar sin campeones del mundo



Guardiola dirá que el martes hay un partido también muy importante en Leverkusen, que Iniesta sale de una lesión y que Xavi reclama descanso. Pero quien no arriesga no gana. Y el partido de hoy pedía riesgo, por las dificultades climatológicas, por la exigencia del rival y por la necesidad imperiosa de ganar como fuese para no dejar escapar la competición de la regularidad. Dejando a los tres mejores centrocampistas del mundo en el banquillo es muy complicado ganar en el día de hoy, aunque Pep ha demostrado en otras ocasiones que le han funcionado algunos cambios radicales en momentos determinados.

Hoy no era el día apropiado para poner a Thiago i Sergi Roberto en medio campo (aunque en la segundo parte han hecho un gran trabajo). Al menos uno de los tres campeones del mundo debería haber salido de inicio para intentar evitar lo que ha pasado en los primeros minutos y a lo largo de toda la primera parte: el dominio del Osasuna frente a la pasividad del Barça. En este tipo de partidos, el hecho de no tener control (y el control pasa por dominar el medio campo), conlleva dificultades.



En la segunda parte ha salido Cesc pero ya era tarde. Los dos goles tempraneros del Osasuna ya habían subido al marcador y determinarían el resto del partido. 


Deja tu Comentario