2016-08-31 17:08 FC Barcelona Por: Administrador

No era el Valencia el destino preferido de Munir



Munir se convirtió en nuevo futbolista del Valencia tras la cesión que azulgranas y chés cerraron durante el día de ayer. Una operación que ni mucho menos fue fácil, ya que el hispano-marroquí tenía otras ofertas sobre la mesa que le seducían mucho más. Schalke, Tottenham o West Ham llamaron a las oficinas barcelonistas para llevarse al delantero, pero Munir tenía muy claro que quería quedarse en La Liga. Porque la propuesta del Celta de Vigo era su favorita. El equipo gallego era el que más le aportaba para seguir creciendo en su carrera. Jugaría la Europa League y podría ganarse el sitio con más facilidad ante las rotaciones que el equipo de Berizzo se verá obligado a hacer para mantener fresca a la plantilla. Además, con la baja de Nolito, quedaba una vacante en el ataque que podría haber ocupado Munir nada más llegar. Pero esa opción fue descartada por la directiva del Barça, precisamente por los problemas que los azulgranas tuvieron cuando negociaban por Nolito la temporada pasada.

Bartomeu frenó la salida de Munir al Celta

El presidente del Barça vetó la operación por las malas relaciones con la directiva del Celta, con Carlos Mouriño a la cabeza, tras su intransigencia con Nolito cuando intentaron su fichaje en el mercado de invierno. El club vigués se remitía a la cláusula del delantero, pese a que el Barcelona le propuso diversos métodos de pago, además de la cesión de algunos futbolistas. Las relaciones se torcieron y el Barça le ha puesto la cruz al Celta, que pocos favores va a recibir de ahora en delante de la entidad catalana. Después de un periodo amigable, con intercambios de jugadores como Rafinha, Sergi Gómez o Fontás e incluso la llegada de Luis Enrique al banquillo culé, ha llegado la tormenta. Munir se ha tenido que marchar a desgana al Valencia por culpa de las diferencias con el Celta.



 

Deja tu Comentario