2012-11-06 16:11 Real Madrid Por: Administrador

Noche europea sin calculadoras en el Bernabéu (20:45h.)



Gusta jugar partidos como estos. El rival germano crea tensión porque se le respeta, porque cumple con los requisitos de la frase "métete con uno de tu tamaño", esa que circula en los colegios de hermanos mayores a hermanos menores. Puede que el Borussia no sea, en realidad, del mismo tamaño que el Real Madrid, pero la competición y su carácter batallador hace que el equipo blanco sí lo considere un adversario de categoría. Y la derrota, una más, sufrida en Westfalia añade más morbo al asunto.

El Madrid saltará al césped con ganas de venganza y con la voluntad no sólo de ser superior al Dortmund, sino de sentirse por encima del equipo germano para lanzarle un mensaje al resto de Europa en señal de advertencia. Hace dos semanas recibió una bofetada y ahora debe devolverla con contundencia para que nadie tome ejemplo de los chicos de amarillo y negro. Y por si alguien teme una posible oxidación del espíritu de las mejores noches europeas cabe recordar que el equipo, tal mal como está en cuanto a juego esta temporada según algunos, ya hizo delirar al Bernabéu contra el Manchester City hace no demasiado.



Aparte de las exigencias épicas y de sensaciones, los de Mourinho tienen que ganar para regresar al primer puesto del grupo D, actualmente en posesión del propio Borussia, y depender así de sí mismos para lograr vencer en el cuadro en sus dos últimos compromisos en Manchester y contra el Ajax en casa. Todo lo que no sea ganar complicará la clasificación y hará que el Madrid ya no dependa de sí mismo para ser primero. Viendo la cantidad de grandes conjuntos que son segundos a estas alturas en la fase de grupos (PSG, Chelsea, Arsenal, Bayern) uno no sabe si pensar si acaso es mejor la segunda vía, aunque la grandeza del Madrid no permite jugar con calculadora esta noche.

Khedira y los ya conocidos Coentrao y Marcelo siguen sin estar. A ellos se le sumó Benzema a última hora, por lo que el capítulo de bajas despeja incógnitas. Sabemos que Sergio Ramos, Pepe, Varane (anunciado ayer a bombo y platillo por Mou) y Arbeloa ocuparán las cuatro plazas de la línea defensiva. De la capacidad de Essien para recuperar dependerá su titularidad o no junto a Xabi Alonso en la medular. Si el africano no puede llegar, Modric volverá a tener una oportunidad de lucirse junto al tolosarra. De ahí para delante está todo claro: Di María, Özil, Cristiano Ronaldo e Higuaín.

El Borussia llega con los mismos protagonistas que asfixiaron a los blancos en la salida de balón hace dos semanas, con la novedad de que el talentoso Gündogan, que sólo pudo jugar algo más de 20 minutos en Dortmund, hoy será titular. Se les espera con el mismo plan de acción, por lo que volverá a ser complicado jugar a placer y algo más sencillo penetrar una vez alcanzada su línea defensiva. Eso sí, no ganan un choque de Champions a domicilio desde 2003, lo que refuerza su fama de equipo mucho menos peligroso como visitante. Pero ojo, que aun así, Reus, Götze y Lewandowski siguen jugando. Y el Madrid ya debería haber aprendido la lección.




Deja tu Comentario