2016-06-10 15:06 Opinión Por: Administrador

Nos tuvieron engañados a todos con el Caso Neymar



Pedro Riaño Años. Años nos ha tenido la Caverna Madridista engañados con el tema de Neymar, un asunto que les vino muy bien para prestarle toda su atención mientras el Real Madrid encadenaba años en blanco y el Barcelona arrasaba con todo a base de tripletes o dobletes. El caso Neymar les vino como anillo al dedo para evitar relatar las gestas del Barcelona y los fracasos del Real Madrid. Los programas de Josep Pedrerol, el cabecilla del aparato de propaganda madridista, llenaron horas y horas de programación con el "escándalo" Neymar, chorreando sangre por los colmillos ante la posibilidad de ver a Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu en la cárcel mientras Eduardo Inda, el que tiene plaza en el palco de Florentino, hinchaba las cifras garantizando que las multas que le iban a caer al Barça dejarían el coste final del fichaje de Neymar ampliamente por encima de los 200 millones de euros. Es el calumnia, que algo queda. A la hora de la verdad, nada de nada. La millonaria multa de 64 millones se ha quedado en 5. Y no hará falta presentar el anunciado aval de 90 millones. Rosell y Bartomeu, exonerados y Neymar libre de todo pecado. Así se resume el escándalo Neymar que ha hecho correr ríos de tinta durante años. Algo parecido a lo que ha sucedido, aunque no lo parezca, con Mourinho, Casillas o Xabi Alonso. Una irregularidad, una multa y a otra cosa mariposa. Pero para algo ha servido el caso Neymar: para echar porquería a capazos contra la imagen del Barcelona. Y eso ahí queda y nadie va a pedir perdón por tanta mentira acumulada. En Madrid se han relamido con declaraciones como las del fiscal Perals o el abogado del estado que calificó a Leo Messi como "el capo de una organización criminal". Todo vale contra el Barça. Se trata de eso. No iba desencaminado el padre de Neymar cuando afirmó que nada de lo que ha sucedido con su hijo hubiera pasado si en lugar de fichar por el Barça se hubiera ido al Real Madrid. Allí habría contado con inmunidad absoluta. Porque allí nunca pasa nada. Todo lo malo ocurre siempre en el Barça. En resumen, la Caverna ha quedado retratada. Lo de Neymar ha dejado de ser un escándalo. El escándalo es lo que se tienen montado en la capital para lavarle la cara al Real Madrid y ensuciársela al FC Barcelona obedeciendo a ocultos y perversos objetivos. "Periodismo del bueno", dicen allí.      

Deja tu Comentario