2017-03-30 15:03 El Soplo Por: Administrador

El objetivo (secreto) de Piqué con sus declaraciones



Fede Peris Gerard Piqué se ha salido con la suya y ha cumplido el objetivo que se marcó en París cuando decidió soltarse el pelo ante los periodistas para generar ruido a su alrededor. Piqué ha conseguido soliviantar al sector más radical del madridismo. Y también ha generado debate en la cúpula del club blanco, obligando a sus directivos a programar una cumbre para decidir la respuesta más adecuada. Finalmente, después de comprobar que por la vía tribunales no había nada que hacer,  han decidido regalarle desprecio no haciendo aprecio a sus palabras y organizando entre sus medios radicales el inicio de una campaña contra Piqué que debe convertir el Bernabéu en una ratonera cuando lo visite el Barça el próximo 23 de abril, aunque eso a Piqué le preocupa poco: "los silbidos del Bernabéu me saben a sinfonía celestial", dijo recientemente. Lo verdaderamente importante para Piqué, al margen de soltar lo que piensan millones de barcelonistas sobre el palco del Bernabéu y las relaciones de Florentino Pérez, es que ha conseguido revitalizar el tema de los 150 millones supuestamente defraudados por Cristiano Ronaldo a Hacienda. El central catalán veía cómo el tema se iba pudriendo, tras la orden del juez de silenciar el asunto en los medios de comunicación, y ha conseguido recuperarlo y colocarlo en la primera línea mediática nacional e internacional, que de eso se trataba. Piqué ha podido escuchar una respuesta al tema por parte del abogado del estado Bal Francés, que no ha tenido más remedio que referirse al asunto recordando que "se encuentra en fase de investigación en la Agencia Tributaria y, al tratarse de temas fiscales, el secreto es máximo". En eso, en lo del secreto, en nada se parece al tratamiento que el aparato jurídico le ha dado a los asuntos de Messi y Neymar, radiotelegrafiados paso a paso a la prensa afín merengue. Algo es algo, debe pensar Piqué, que si el secreto sigue prologándose más de lo que sería normal, podría volver a intervenir para recibir de nuevo respuestas a un caso que en Cataluña interesa muchísimo. Bastante más que en Madrid y en el aparato judicial. de España, el mismo que se cita en el palco del Bernabéu para mover los hilos.

Deja tu Comentario