2012-05-03 11:05 FC Barcelona Por: Administrador

Otra vez "robar, sólo robar" a favor del Madrid



No le ha temblado el pulso al colegiado para echarle una manita al Real Madrid, como está mandado, y ver manos en una jugada por alto en la que el balón va a las manos de Javi Martínez y no las manos al balón. Pero ya se sabe que cuando se trata del Real Madrid, cualquier movimiento sospechoso en el área contraria es penalti. Y eso es lo que sucedió, el mayor de los inefables hermanos Teixeira indicó el punto de penalti. Afortunadamente, en el fútbol también existe la justicia y Cristiano Ronaldo volvió a encogerse y lo falló. Segundo penalti que falla en una semana. No parece esa la mejor manera de pretender aspirar al Balón de Oro mientras Messi no desaprovecha una para poner tierra de por medio entre él y los aspirantes a seguirle de cerca.

Pero no ha acabado ahí la cosa. Minutos después del penalti señalado en el área del Madrid, este colegiado, el mismo que no vio unas clarísimas manos dentro del área de Higuaín en Mestalla, tampoco ha querido ver cómo Khedira desviaba la trayectoria del balón con su brazo dentro del área. Del área blanca. Esa es la diferencia. Cuando las jugadas son en el área del Madrid, en caso de duda lo aconsejable es no pitar nada. Y eso es lo que ha hecho Vitienes. No fuera a ser que Sánchez Arminio y Villar, sus jefes, le tocaran la cresta por equivocarse con quien no debía. Viene a ser un resumen de todo lo que ha sido la temporada. Las manos en el área del Barça son siempre clarísimas. Las manos en el área contraria del Barça no existen. Lo mismo que las que cometen los jugadores del Real Madrid en su área. Al Madrid le han pitado un penalti en contra en toda la Liga. Y sólo en manos dentro del área podemos registrar acciones de Higuaín, Pepe, Sergio Ramos (2) y Khedira. Ni una ha sido pitada.



Tampoco esta noche en San Mamés. Ninguna novedad. Allí se ha repartido la misma justicia que hemos visto en los terrenos de juego durante toda la temporada. Así gana el Madrid. A Mourinho debería darle vergüenza ganar la Liga así. Pero no tendrá la valentía de admitirlo. Para eso hay que ser un caballero y un deportista. Y en San Mamés no se vio a Cristiano Ronaldo haciendo el gestito ni diciendo aquello "robar, sólo robar". ¿Cómo iba a decirlo si a quien han robado es al Athletic? Es muy fácil encarrilar un partido cuando se distribuyen estratégicamente los penaltis. Luego, una vez repartida la "justicia", no queda más que esperar a que con el partido roto vayan llegando los goles. Así se ha escrito la historia de la victoria del Real Madrid en un campeonato que está bajo sospecha.

A veinte minutos del final, Teixeira quiso ver otras manos de Javi Martínez en un gesto de espaldas en el que incluso da la sensación de intentar evitar que el balón le dé en la mano. Expulsado. Y el Madrid jugando contra diez. A este tipo no se le escapa una mano del contrario del Madrid, pero ni vio la de Khedira ni la de Xabi Alonso. Es el doble rasero. No es extraño que en San Mamés volviera a resonar con fuerza aquello de "Así, así, así gana el Madrid". Efectivamente, así. Es lo que hay. Luego, una mano más clara del Athletic dentro del área no fue sancionada. ¿Para qué? Ya no era necesario. Y así, de paso, ofrecemos pruebas concluyentes al madridismo de que a su equipo le han robado un penalti.Todo muy sibilino. Todo muy profesional. Robar, sólo robar.

Como dijo aquel, "a mí me daría vergüenza ganar así".




Deja tu Comentario