2015-09-15 22:09 FC Barcelona Por: Administrador

Otra victoria del Real Madrid teñida de vergüenza



Fede Peris

Así presume el Real Madrid de leyenda. Así presume Cristiano Ronaldo de goles. Primero se deja al rival con diez y luego se le remata con dos penaltis. El primero especialmente escandaloso. El balón toca en la espalda a un jugador ucraniano que no está ni mirando la trayectoria. Penalti claro. Tan claro como los seis que no le han señalado al Barcelona en las tres primeras jornadas ligueras. Una mano dentro del área del rival del Barça no es penalti. Un balón en la espalda de un rival del Real Madrid siempre es penalti. Sencillamente escandaloso.



El arbitraje de Ivan Bebek, croata, ha sido patético y hasta sospechoso. Le ha abierto al Real Madrid la puerta de la victoria con sus decisiones, una victoria de esas de las que Mourinho diría que "dan vergüenza". Pero el madridismo no se avergüenza porque actuaciones arbitrales como la de hoy son normales, es lo habitual. No hay noticia. Como tampoco hay noticia cuando al Barça le escatiman un penalti detrás de otro.

Lo cierto es que el Real Madrid sigue sacando pecho en Europa con escándalo y Cristiano Ronaldo sumando goles bajo sospecha, goles de vergüenza que alimentan su ego y le permiten poder creerse que es como Leo Messi. Pero Messi no acumula hat tricks de los que tenga que avergonzarse. Sus goles nunca son a pase del árbitro, como ha sucedido hoy con Cristiano Ronaldo. Hoy y tantas y tantas veces. ¿Qué sería de los registros de Cristiano Ronaldo sin penaltis? Sencillamente penoso. Lo único positivo del tema es que es bueno que estas cosas se vean en Europa. Que se enteren todos de cómo las gastan los árbitros, en España y en la Champions, cuando tienen que pitar al Real Madrid.


Deja tu Comentario