2013-10-12 13:10 FC Barcelona Por: Administrador

Özil estuvo en casa de Rosell antes de fichar por el Madrid



Mesut Özil abandonó Madrid este verano después de tres temporadas en el club blanco para fichar por el Arsenal por 45 millones de euros. Curiosamente, el que había sido su entrenador durante las últimas temporadas y actual entrenador del Chelsea, Jose Mourinho, le envió un mensaje de texto: “Bienvenido a Londres”. Lo cierto es que el jugador alemán no ha tardado en olvidar el Real Madrid, solo un mes y medio después de llegar a la capital británica: “Ya me he desenganchado del Madrid”, llegó a afirmar. De hecho, no es extraño, Özil siempre quiso jugar en el Barça y acabó en el equipo del Paseo de la Castellana porque el club azulgrana rechazó su fichaje.

En verano de 2010, los dirigentes del Barcelona se pusieron en contacto con el alemán; llevaban meses siguiéndolo en el Werder Bremen y el jugador en un principio gustaba mucho a la secretaria técnica culé. De hecho tenían un acuerdo con el Werder Bermen para ficharlo por 8 millones de euros.



Visto el interés azulgrana, Özil se desplazó hasta Cataluña y estuvo esperando en Torredembarra la llamada del Barça. La llamada llegó e incluso se reunió en casa de Sandro Rosell, junto a su representante y junto a otros miembros de la junta para negociar el traspaso. Sin embargo, y a pesar de lo que le dijeron en un primer momento, el Barça no se decidió a dar el paso final y a pesar de su declarado barcelonismo, Özil acabó volando a Madrid. El club en el que estuvo 3 años y ha olvidado en apenas un mes y medio. Ahora juega en el Arsenal y es feliz. Puede ser que un día cumpla su sueño. De momento, seguirá demostrando que algunos se equivocaron con su decisión dando tardes de alegrías a la afición gunner.


Deja tu Comentario