2017-01-20 09:01 FC Barcelona Por: Administrador

El pacto secreto del vestuario del Barça que no gustará a la Real Sociedad



Alfredo Vidal Los jugadores del Barça salieron muy quemados de Anoeta. A pesar de haber acabado con la racha maldita de partidos sin victoria en el feudo de la Real Sociedad y a pesar de la victoria por 0-1 que deja la eliminatoria con el equipo vasco prácticamente sentenciada a su favor, los jugadores barcelonistas abandonaron Anoeta enrabietados por lo que sucedió en el terreno de juego. Por las provocaciones a Leo Messi, por los penaltis que se quedaron sin pitar a favor del Barcelona y por las expulsiones que no concedió el árbitro al juego marrullero y subterráneo de los jugadores de la Real Sociedad. El partido de vuelta no será un trámite para los jugadores del Barcelona. Los hombres de Luis Enrique acordaron en el mismo vestuario una venganza contundente que pasa por un resultado de escándalo en la vuelta que ponga a los jugadores de la Real Sociedad en su sitio. No quieren rotaciones ni precauciones en la vuelta, aunque el resultado de la ida invite a ello. Los hombres de Luis Enrique quieren responder en el campo a las provocaciones y a las groserías recibidas a través de twitter por alguno de sus rivales de ayer. Y es que en el vestuario barcelonista entienden que en la lista de quejas que ambos equipos pueden elaborar, el perjuicio sufrido por el Barça es mucho mayor que un fuera de juego mal señalado cuando el rival perdió el balón o la exigencia de una tarjeta a Messi por no estar a la distancia en una falta. Tienen ganas de vengar la afrenta y los jugadores donostiarras pagarán los platos rotos en el partido de vuelta la próxima semana. Delante tendrá un equipo que parecerá estar jugando la final de la Champions League.

Deja tu Comentario