2012-03-31 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

Pamplona recibe al Madrid con gritos de "Messi, Messi"



Las posibilidades de que el Barça revalide su título de campeón de Liga pasan por un tropiezo del Real Madrid esta tarde en el Reyno de Navarra. No se trata de ninguna quimera. Ahí cayó el Barcelona hace unas semanas y ahí cayó el mismo Real Madrid el año pasado dejando así sus últimas esperanzas de quitarle al Barcelona el título de campeón.

El ambiente en Pamplona estará muy caldeado, como siempre. El Real Madrid no es un equipo querido allí, como en muchos otros lugares, y se le espera con ganas. Si históricamente Pamplona ha sido siempre una plaza hostil para el Real Madrid, ahora, desde que Cristiano Ronaldo viste de blanco, mucho más, ya que con su comportamiento se ha ganado el desprecio de los aficionados locales.



El pasado año la vedette portuguesa tuvo un altercado en el mismo campo con el entonces jugador local Walter Pandiani. Ambos se enzarzaron en una discusión y según mostraron las imágenes de TV, el portugués le dijo al uruguayo: "¿Y tú cuánto cobras?". Y Pandiani le contestó: "No sé, pero gano los mismos títulos que tú últimamente". El tono de la conversación fue parecido al que mantuvo el mismo Cristiano Ronaldo unas semanas antes con el barcelonista y campeón del mundo Pedro, al que preguntó: "¿Y tú quién eres?".  Así va por el mundo el chico más mimado de la historia del Real Madrid. Y luego se extraña de que caiga mal en todas partes a aficionados, periodistas, compañeros de profesión... Sólo le aguantan en su casa.

En Pamplona le esperan con ganas porque el año pasado abandonó las instalaciones de Osasuna diciendo:  "El ambiente fue fatal. Ha sido como una batalla. Quien manda en el fútbol tiene que ver lo que ha pasado hoy porque no es bueno para el espectáculo. Estas acciones hay que multarlas. Yo lo detesto, es inadmisible". Ante tanta provocación, los aficionados le respondieron ayer a su llegada al hotel con gritos de "Messi, Messi" que retronaron con fuerza en el cielo de Pamplona. El mal rollo que genera este hombre y su entrenador obligó a la policía a cargar contra los seguidores locales. Recientemente, en su visita al Benito Villamarín, el autocar del Madrid fue recibido con lanzamiento de huevos. Y nadie en aquella casa se cuestiona "¿Por qué? ¿Por qué caemos tan mal a los demás?". Si se hicieran está pregunta, si existiera autocrítica en aquella casa, a lo mejor darían con la solución, pero prefieren la ignorancia y seguir padeciendo las maldiciones de las aficiones rivales.

Quien siembra vientos recoge tempestades.








Deja tu Comentario