2016-01-14 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

Premeditación, nocturnidad y alevosía en las pancartas



Las pancartas ofensivas que varios aficionados del Espanyol mostraron en el derbi del pasado miércoles podrían traer cola finalmente. Después de que el árbitro obviara la violencia a la que incitan dichos mensajes, queda todavía pendiente si la Comisión Antiviolencia estudiará alguna sanción para el club blanquiazul. Lo que sí cumplen las pancartas es premeditación, nocturnidad y alevosía. Primero, porque no fueron una reacción espontánea; la Curva Jove incluso recurrió a asesoramiento para asegurarse de que no habrían consecuencias legales, y mantuvo las pancartas dentro del recinto para no tener que entrarlas y así saltarse los controles de seguridad. Segundo, porque la exhibición de los mensajes no tenía permiso alguno del club, condición indispensable para mostrarlos. Ahora cabrá ver si finalmente el Espanyol pagará por los actos violentos de varios de sus aficionados. Parece que por muchísimo menos Piqué va a ser castigado por sus palabras sobre la "maravillosa minoría".

Deja tu Comentario