2012-11-23 09:11 FC Barcelona Por: Administrador

Para Tomás Roncero la culpa del arbitraje... ¡es del Barça!



En su artículo de hoy en As, Tomás Roncero está sembrado. Empieza así: "Platini, ¿estás contento?. Se veía venir. Desde que Ovrebo firmase hace tres años en el campo del Chelsea el mayor atropello que se recuerde desde que existe la Champions con el actual formato (Guardiola sabe bien de lo que hablo), he tenido la sensación, la evidencia y las pruebas de que Platini y su organización no quieren ver al Madrid levantando la soñada Décima". Roncero se acuerdo de Ovrebo, que no sabemos qué tiene que ver con el Real Madrid. Lo que no recuerda son los arbitrajes de Collina, Benquerenza o Markus Merk, que mucho han tenido que ver en el curriculu, glorioso (?) de Mourinho protagonizando "los mayores atropellos que se recuerdan en la Champions League". Pero este es un tema que afecta a Mourinho, no al Real Madrid. Ligar a uno con otro quiere decir admitir que la presencia de Mourinho es nociva para el club de cara a la UEFA.

Pero el tal Rocchi le ha venido muy bien al madridismo más recalcitrante, que no olvida que el Real está a ocho puntos del Barça, para sacar todos los sapos que lleva dentro dando satisfacción a Mourinho. sigue Roncero: "En un ataque de ingenuidad voy a creer que es sólo porque le caemos mal. O porque a la UEFA le fastidia que Mourinho les dejase en evidencia en la famosa conferencia de prensa tras el expolio de Stark con lo de Alves, Pepe y todo eso que ya se saben ustedes de memoria. Quise creer que esa infamante realidad ya había caducado. Que Platini habría dicho a su gente: "Hombre, relajaos, al fin y al cabo es el Madrid...". Pero llega el tal Rocchi, cuyo apellido podría cambiarse por el de Chori, y se burla del Madrid como si fuese el Cluj rumano o el Nordsjaelland danés. Y se cebó a lo bestia, hasta haber justificado que se impugnase el partido. El penalti no señalado sobre Cristiano es una obra de mala fe. Y el que pita a Arbeloa consuma la tropelía. Rocchi, italiano él, ya sabe cómo pronunciar la famosa frase: "Que parezca un accidente". Pero es que fue más que eso. Fue un fusilamiento sin miramientos. Una golfería de arbitraje que pone en duda el sistema y la limpieza de esta competición. Quiero ganar la Décima, pero si fuese a base de disfrutar de arbitrajes así me retiraría del fútbol. Sonroja que haya un juez de fondo que ve cómo Javi García agarra con descaro a Arbeloa y mire para otro lado. O que Maicon saque a Cristiano del campo y Rocchi se haga el lonchas. ¿Qué pasa, Rocchi? ¿Te cae mal? ¿Tú eres árbitro o demagogo a sueldo? El madridismo incendió mi móvil con llamadas y mensajes, cargados de indignación, que me hicieron reflexionar. La conclusión fue ésta: "Roncero, ¡no pintamos nada en las instituciones! El club debe dar un puñetazo en la mesa de una vez. Es normal que se queje Mourinho. Con Platini, no ganaremos nunca la Décima".



Pero lo más surrealista del artículo de Roncero en As llega al final, cuando culpa al Barça de la actuación arbitral del italiano Rocchi: "¡Cazados!. He caído en la cuenta. En el City están Soriano y Begiristain, que estaban con Laporta cuando lo de Ovrebo. Todo lo que huele a Barça pone sumisos a los árbitros. Madre mía como haya una final con ellos. ¡Mou, la que nos espera!".

Se confirma que el complejo de inferioridad y la obsesión enfermiza que padece Mourinho con el Barcelona es contagiosa. Las pruebas que aporta para relacionar lo de ayer con Ovrebo, Soriano y Txiki son concluyentes... como todo el resto de la argumentación.

Luego diría en Punto Pelota: "les tienen asco a los portugueses". ¿Quién? ¿El Barça? ¿Platini? ¿la UEFA? ¿Ovrebo? ¿Soriano? ¿Txiki? ¿Rocchi? ¿O el mundo en general?




Deja tu Comentario