2012-11-01 22:11 FC Barcelona Por: Administrador

Partidazo en el Palau con dramático final (85-82)



   El Palau Blaugrana ha disfrutado con un partido de altísimo nivel disputado por un Barça irregular que consiguió sacar de quicio a su entrenador en algunas fases del partido y un Partizan de Belgrado compuesto por jóvenes talentos que están llamados a hacer historia en el deporte de la canasta.

El equipo serbio sorprendió a los blaugrana con un parcial de 4-15 que venía a significar un aviso de lo que podía ocurrir. El Barça perdía demasiados balones y el Partizán no perdonaba. Pero apareció Marcelinho, providencial, encadenando una serie de cinco triples que puso al Barça por delante e incluso dando la sensación de que el partido estaba resuelto.



Pero este joven equipo serbio, en el que destacaron especialmente el letón Bertans y el francés Westermann, creó muchos más problemas de los que podía indicar su clasificación en esta Euroliga (mientras el Barça contaba sus partidos por victorias, el Partizan los contaba por derrotas). El Barcelona jugaba a ráfagas sin encontrar continuidad en su juego. Se iba a base de arreones que le ponían a diez puntos y los serbios volvían a acercarse en el marcador. Así se llegó al descanso con un equitativo 37-37.

En la reanudación fue necesario que apareciera la mejor versión de Navarro, que se sumó, junto a Wallace, al festival de triples ya iniciado por un feliz Marcelinho, que esta noche ha jugado uno de sus mejores partidos con la camiseta blaugrana. Pascual fue moviendo el banquillo dado entrada a todos sus efectivos y cuando parecía que a falta de cinco minutos el partido estaba sentenciado favorablemente para el Barça con una diferencia de 15 puntos, el Partizán empezó a encadenar triples hasta igualar el tanteo, pero finalmente los sufridos tiros libres de Jawai acabaron decidiendo.


Deja tu Comentario