2012-02-05 23:02 Real Madrid Por: Administrador

Paso al campeón. No se ha visto cosa igual.



El Real Madrid prosigue firme, sin dar una sóla muestra de debilidad, su camino hacia el título liguero. Mourinho prometió un segundo año brillante y está cumpliendo. Con el triunfo de ayer en Getafe el equipo blanco encadena ocho victorias consecutivas fuera del Bernabéu. De esta forma se iguala una racha idéntica con Schuster en el banquillo y Mourinho se acerca al récord, en poder de Pellegrini un año antes de su llegada a Madrid, que consiguió acumular nueve victorias consecutivas en campo contrario.

El rendimiento de este equipo en campo contrario es sencillamente espectacular. Tanto que no puede encontrarse en toda Europa algo parecido a las nueve victorias, un empate y una derrota en los once partidos que lleva el Real Madrid disputados en su salidas. El Manchester United ha logrado fuera de Old Trafford 26 puntos, mientras que el Borussi Dotmund, Paris Saint Germain y Panatinaikos han logrado 21 y la Juve 20 puntos. El Madrid los mira desde su atalaya con 28 puntos.



La fuerza de este Real Madrid en campo contrario -donde está fallando de forma estrepitosa el Barcelona, que ha perdido ya 13 puntos en sus desplazamientos- no se sustenta exclusivamente en la pegada mortal de sus hombres de delante. Mourinho ha conseguido un equilibrio tal que mientras Cristiano Ronaldo encabeza la tabla de goleadores y Benzemá e Higuaín se hinchan a marcar goles, los de atrás han logrado encajar únicamente seis goles en once partidos, una cifra que contrasta con los 12 recibidos en el Bernabéu, mientras que los delanteros han sido capaces de anotar nada menos que 30 goles en los desplazamientos.

Hasta hoy el Madrid sólo puede lamentar una derrota, en el campo de Levante, y un empate, en El Sardinero, como únicos tropiezos en campo contrario. Y es evidente, por la entidad de los rivales, que fueron dos tropiezos que hay que anotar más en el debe del propio Real Madrid que en el haber de unos rivales que en modo alguno puede competir en cuanto a calidad con la plantilla de Mourinho.

El futuro a corto plazo que le espera al equipo blanco es esperanzador: dos partidos en casa precisamente ante el Levante y el Racing y luego desplazamiento a Vallecas. Todo hace indicar que los siete puntos, si no crecen, se van a mantener durante lo que resta de mes de febrero.


Deja tu Comentario