2011-05-18 15:05 FC Barcelona Por: Administrador

Patriotas somos todos



Lo pondrán del derecho y del revés, pero ésa es la realidad. Y a mi me llena. Incluso en el supuesto de que Stark, De Bleeckere o el primo segundo de Ramos Marcos ayudaran al Barça y perjudicaran al Madrid. ¿Y qué? ¿Acaso ningún merengue ha soñado con ganarle al Barça en el último minuto de penalti injusto? Pues eso.



 La verdad es que este Madrid me recuerda cada vez más al Barça del siglo pasado: llorón, segundón, quejica... Nos pasamos años hablando de Guruceta Muro y de Melero Guaza para darnos siempre de bruces con la puerta de la realidad. Aquel Barça guarda muchos paralelismos con el Madrid de Florentino: millones y millones invertidos en fichajes para no alcanzar los objetivos exigibles; cambios de entrenador año sí, año también; cruzadas anti-Plaza; continuas recusaciones de árbitros por un quítame esas pajas... Eso sí: teníamos al mejor jugador del mundo, llámese Cruyff o Maradona, ganábamos alguna copita y encima nos salía un tío que se llevaba el Pichichi. Esta es, precisamente, la viva imagen del Madrid de hoy: tropecientos mil millones gastados en galácticos o similares para ganar una Copa del Rey en dos años y presentar al mundo, en papel de celofán, al mejor Pichichi de la historia de la Liga, alias CR7. Y el Barça campeón de Liga y finalista de la Champions. ¡Collonut!

 Y una tercera cuestión que me llama poderosamente la atención. Resulta que cuando a un político catalán se le ocurre decir que quiere que Turquía gane el Mundial, le llaman tonto del culo como poco. Ahora, sin embargo, a esos mismos personajes, o a otros distintos pero de igual criterio, no les duelen prendas en proclamar en televisión y a los cuatro vientos que en la final de la Champions van con el ManU. Conozco a Siro López desde hace veinte años. Y le tengo aprecio. Lo sabe él y lo sabe su familia. Pero debo reconocer que me quedé clavado en el sofá cuando el otro día le oí decir en Punto Pelota: “Yo quiero que gane el Manchester, porque es un equipo que siempre me ha caído bien” (sic). Te compro la excusa, amigo Siro, por primaria que sea, pero la próxima vez compra tú también la opción de quien desee el éxito de una selección distinta a ‘La Roja’ utilizando tu misma excusa peregrina. O todos moros o todos cristianos, ¿no crees?


Deja tu Comentario