2015-03-11 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

Pedrerol, al ataque: Culpables todos menos Florentino Pérez



Joan Tubau

Culpable Ancelotti. Culpable Casillas. Culpable Bale. Culpable Khedira. Josep Pedrerol apunta y dispara contra todo el que se mueve. Contra todos los que no se llamen Florentino Pérez. Curiosamente, cuando se trata de criticar algo negativo del Barça siempre sale el nombre de Bartomeu -antes Rosell- y ahí está Pedrerol no para pedir, sino para exigir dimisiones. Cuando lo negativo lo tiene al lado, cambia de estrategia. Busca culpables por todas partes de manera que el ser superior quede escondido y no le salpique la sangre. Si Josep Pedrerol no es la voz de su amo Pérez, lo disimula muy bien. Y hasta lo parece.



Pero no es el único. Es admirable la capacidad que tiene Florentino Pérez para anestesiar a todos los medios de Madrid. Siempre sacando pecho cuando toca gloria, en primera fila y el primero en la foto. Cuando vienen mal dadas se esconde, como hoy, que ni se ha atrevido a pasarse por Valdebebas para decirles cuatro palabras a los jugadores que ha fichado él y al entrenador que ha colocado él en el banquillo del Bernabéu.

"Nosotros señalamos a los culpables" ha dicho hoy Josep Pedrerol para dejar bien claro que no hay más cupables que los que señala él. Y eso que Cristiano Ronaldo, el crack privilegiado de Florentino Pérez, fue el que menos corrió en el partido de ayer. Y ha dicho Pedrerol: "en la cúpula piensan que esto es un desastre". Y, por supuesto, los de la cúpula piensan que el desastre no va con ellos. "La directiva no entiende el bajón físico", como si el tema no fuera de otros. Como si los responsables del bajón físico no hubieran sido contratados por nadie. Y exigía Pedrerol "más disciplina, menos fiestecitas y más madridismo". Lo que no ha hecho es preguntarse quién consiente todo eso. "Ancelotti está perdido". "Casillas canta, hay que poner a Navas". "Que los capitanes hagan una conjura de verdad. Basta de tomar el pelo a la gente". Así se expresa Pedrerol en su encendido llamamiento a la reacción porque el enemigo está al acecho y hay que saber responder: "Llega el partido del Camp Nou y hay que respetar el escudo".  Y ahí está Pedrerol, para marcar goles desde el plató y, eso sí, recordando que la gente quiere que vuelva el agresor del dedo en el ojo.

No deja de ser divertido ver a Josep Pedrerol exigiendo la dimisión de Bartomeu por cualquier cosa que suceda en el Barça y olvidándose de la existencia de Florentino Pérez cuando no conviene sacar su nombre. A eso se le llama pánico o servilismo nauseabundo. Elijan.




Deja tu Comentario