2017-04-19 14:04 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

El Pedrerol más cachondo y palmero: "El árbitro benefició al Bayern"



Fede Peris Hay que tomárselo a guasa. Dicen que la mejor defensa es un buen ataque y a eso ha ido Josep Pedrerol hoy en su programa Jugones. En el guión que le han pasado hoy ponía que tenía que darle la vuelta al calcetín y convertir el robo al Bayern, del que hoy se habla en los cinco continentes, en un atraco al Real Madrid. Así es Pedrerol en su programa madridista de manipulación de la realidad. Para él no existe una misión imposible.

"Tenían que haber echado a Vidal en el minuto 4"

No se trata de llamarle "pintamonas", como hace él con los demás, por recitar el guión que hará feliz a "Su Florentineza". Lo vamos a dejar en triste palmero o vulgar trompetista de fanfarrias. "Tenían que haber echado a Arturo Vidal en el minuto 4", ha empezado diciendo, cortando así la sangría de censuras contra el árbitro en las que el Real Madrid queda, una vez más, como gran beneficiado de la estafa. Y él, uno de los propagadores del Villlarato, ha decidido que hoy no es momento de llorar. No jugaba el Barça. Por eso ha acusado de llorones a los que se quejan. Ancelotti, el primero. Ancelotti tuvo inmunidad en sus programas... mientras Florentino le protegió. El día que el capo del Real Madrid señaló con el pulgar hacia abajo, Josep Pedrerol ha ido a por él en plan hiena. Es la diferencia entre entrenar al Real Madrid con la bendición del presidente o no hacerlo. Para Pedrerol, entre un gran entrenador y un llorón barato sólo hay un paso que depende de la camiseta que defienda. Ha dicho Pedrerol: "El Madrid fue mejor en la ida  y en la vuelta". Lo que no ha dicho es que entre esa ida y esa vuelta, el "mejor" jugó durante más de una hora contra diez. Un detalle sin importancia, sin duda. Y ha analizado las situaciones de queja alemanas y mundiales. El título italiano de "Escándalo Real" ha hecho fortuna en las últimas horas. Y ha insistido en que Arturo Vidal debió ser expulsado en el minuto 4 por su entrada a Isco, al que apenas roza. Pero a algo tiene que agarrarse Pedrerol para darle sentido a su guión surrealista y manipulador. Y luego ha vuelto a pedir la expulsión de Arturo Vidal por otra imagen en la que se le ve entrando a Casemiro.

Ni rastro de las coces repartidas por Casemiro

Ni rastro de las imágenes de las coces repartidas por Casemiro desde el minuto uno de juego. Y como esas entradas no existieron, Pedrerol sólo concede que Casemiro debió ser expulsado en el minuto 79 mientras que Vidal debió irse en el 4. Otro ejercicio maquiavélico de manipulación para una audiencia ya tan anestesiada que todo lo encuentra normal. Para acabarlo de rematar, Pedrerol se ha inventado un ficticio fuera de juego del Bayern en la jugada de su segundo gol aprovechando una toma más falsa que un duro sevillano que invitaba a la duda. La jugada no la han repetido desde otro ángulo, por supuesto. Y la conclusión habitual en sus programas como táctica de distracción cuando el Madrid roba: "El arbitraje, un horror. Malo para todos". Y todos contentos. Esparciendo la porquería para que alcance a todos se minimiza el atraco en una dirección y, como mínimo, queda en el aire el beneficio de la duda, que de eso se trata.

¿Ya no le gusta a Pedrerol el estilo Mourinho?

Y Pedrerol ha alcanzado hoy su nivel máximo de cinismo cuando ha puesto el grito en el cielo porque tres jugadores del Bayern fueron a la caseta del árbitro a protestar. Eso no está bien. Estaba bien cuando era su amigo Jose Mourinho el que esperaba agazapado cobardemente al árbitro en el parking del Camp Nou para soltarle cuatro frescas. Eso era defender al madridismo ante las injusticias. Sin embargo, lo de los jugadores alemanes es de muy mala educación, como los puntos suspensivos de Piqué. A Pedrerol no le gustan los puntos suspensivos, prefiere las pancartas gigantes que incitan a la violencia del tipo: "Mou tu dedo nos señala el camino", la polémica pancarta de la que él presumió presentándola en rigurosa exvlusiva mundial en su programa. "¿De qué se queja el Bayern?", ha dicho.  "Basta ya de llorar. ¿Qué es eso de entrar en el vestuario del árbitro? Que no lloren tanto. Fracasaron con Guardiola y han vuelto a fracasar con Ancelotti".  Deben entender los alemanes que eso de llorar es una exclusiva de Jose Mourinho cuando se trata de lanzar mierda contra la historia del Barça o de Cristiano Ronaldo cuando dice aquello de "robar, sólo robar", acompañándolo con el gesto de la mano (por cierto, sin sanción). Eso sí se puede hacer.  De hecho, lo puede hacer todo. Incluso mandar callar a su propia afición. Los niños grandes consentidos y malcriados tienen estas cosas, que mientras haya Pedreroles que les rían las gracias jamás pondrán interés en descubrir lo que significa de verdad la educación.  ¿Para qué? Pero como show de humor, francamente bien.

Deja tu Comentario