2016-12-15 20:12 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

Pedrerol, Mourinho, Guardiola y la manipulación en estado puro



Pedro Riaño No le van especialmente bien las cosas a Pep Guardiola en el Manchester City. Cuarto clasificado en la Premier League (zona Champions) a siete puntos del líder Chelsea. 10 partidos ganados, 3 empatados y 3 perdidos. 34 goles a favor y 19 en contra (+15). Y clasificado para los octavos de final de la Champions League. No es lo que se espera de Guardiola, pero no tiene nada perdido. Su colega Jose Mourinho, sin embargo, está mucho peor. Su Manchester United, el de Pogba (el fichaje más caro de la historia) y el megacrack Ibrahimovic,  está clasificado en sexta posición, a 6 puntos del City de Guardiola y a 13 del Chelsea, el equipo que le despidió por malo la temporada pasada y que resurge de sus cenizas sin él. 7 partidos ganados, 6 empatados y 3 perdidos. 22 goles a favor y 17 en contra (+6). Juega la Europa League, aunque eso no es culpa suya. Analizando objetivamente los datos de los dos técnicos, ninguno está a la altura de lo que se espera de ellos. Pero Mourinho mucho menos que Guardiola. Sin embargo, para Josep Pedrerol sólo hay un "fracasado": Pep Guardiola. Incluso ganando al Watford fracasa porque tienen que marcar sus defensas y no los fichajes costosísimos que hico para su delantera. En cambio, de Mourinho, como de los récords de imbatibilidad de Casillas en el Oporto, ni una palabra. Ya se ha descolgado de los puestos de cabeza y de Guardiola, pero eso no es noticia para Pedrerol. Lo importante es que "el City está muy mal". "Gana, pero sufriendo". En cambio, Mourinho también sufrió en la última jornada, pero "por culpa del árbitro". Son las listas blancas y las listas negras de Josep Pedrerol y su pintoresca manera de informar, manipulando e intoxicando todo lo que puede. Algo tan evidente como que Mourinho lleva seis años de fracaso en fracaso no cabe en el guión de su programa. Pero sí entra que Guardiola fracasó en Alemania porque no ganó la Champions, y la Bundesliga y la Copa alemanas no tienen ningún valor porque en Alemania sólo hay un equipo: el Bayern. Que se lo pregunten a Ancelotti, que va segundo y las está pasando canutas. El discurso no coincide con lo que decía hace unos meses, cuando el Real Madrid tocó la gloria con una gran gesta eliminando al todopoderoso Wolfsburgo, entonces octavo clasificado de esa Liga que Guardiola ganaba sin despeinarse. Ganar la Liga y la Copa en Alemania es un fracaso. Hacer el ridículo como ha hecho Mourinho desde que dejó el Inter, tanto con el Real Madrid como con el Chelsea y ahora con el United, no es motivo de censura. Guardiola es un fracasado porque en tres años con el Bayern no obtuvo lo que no consiguió Mourinho en el Real Madrid en otros tres. Sin embargo, Mourinho le concede entrevistas a Pedrerol y Guardiola no. Ahí está la diferencia. Por eso uno está en la lista blanca y el otro en la negra. Que nadie espere que Pedrerol caiga en la cuenta de la transformación experimentada por el Chelsea, que el año pasado con Mourinho luchaba por evitar el descenso y este año se sale en la cabeza de la tabla. Sólo un cambio relevante: el ocupante del banquillo.

La mala cara de Guardiola al Balón de Oro de Cristiano Ronaldo

Sin embargo, a reflexiones tan profundas no llega Pedrerol. Se queda en la mala cara que puso ayer Pep cuando le preguntaron por el Balón de Oro concedido a Cristiano Ronaldo: "si le han votado... felicidades", contestó. A Pedrerol le sentó mal que Guardiola no aplaudiera con las orejas, como hace él con cualquier éxito que afecte a Florentino Pérez. Pedrerol no ha entendido todavía que hay vida más allá de su pensamiento único y de lo que pone en su guión.  Tampoco ha entendido que Guardiola está en su derecho en poner mala cara si piensa que el premio se lo merecía Messi. La misma mala cara que pone Pedrerol cuando no le regalan el galardón a su admirado Cristiano Ronaldo (otro que le concede entrevistas). Pedrerol atiza a Guardiola por mostrarse sincero. Y le atiza también cuando va de modesto, porque cree que es hipócrita. ¿Qué hubiera dicho el inclito informador si Guardiola hubiera respondido al periodista al estilo Mourinho, con un "a mí me daría vergüenza ganar un premio así"? Seguramente le habría organizado un pelotón de fusilamiento mediático. Aunque una cosa debería tener muy clara (y no la tiene) Josep Pedrerol. En el tema de Messi y Cristiano Ronaldo, Guardiola y Mourinho piensan igual y van de la mano... Y no a favor de su protegido.

Deja tu Comentario