2013-06-11 20:06 FC Barcelona Por: Administrador

Pedrerol toma partido por Mourinho y contra Iniesta



Joan Tubau

Anoche Punto Pelota tenía una difícil papeleta: luchar contra Florentino Pérez, que a la misma hora del programa iba soltando sus perlas en Marca TV, en el programa de la competencia. Quizá por eso a Pedrerol se le ocurrió montar un show con Roncero y Siro López que fue vendido como un desafío entre representantes de las dos facciones que dividen al madridismo. A la hora de la verdad, abrazos, salvas y aplausos. Todos saben muy bien que el enemigo es el Barça, aunque de vez en cuando convenga hacer alguna concesión a la galería para que parezca que pueden llegar a ser críticos con algo que depende del "Ser Superior" Florentino Pérez.



Fue especialmente enternecedor cuando Josep Pedrerol, echando mano de la demagogia que le caracteriza, dijo: "En el Barça siempre aparecen jugadores hablando de Mou. No recuerdo a ninguno del Madrid haciéndolo del entrenador del Barça". Le faltó decir que el entrenador del Barça nunca ha dado motivos para que se hable de él, salvo para decir que su modestia es falsa o que mea colonia. A ver si no va a poder decir Iniesta que "Mourinho le ha hecho daño al fútbol español" después de ver en lo que ha convertido al otrora mejor portero del mundo, Iker Casillas, que además es su amigo. Además es verdad, ha perjudicado a la selección y ha ninguneado la cantera del Real Madrid. Da la sensación de que para Pedrerol sólo Mourinho tiene derecho a sacar sapos por la boca mientras los demás están obligados a permanecer calladitos y asintiendo sus palabras, como hace él.

Tomás Roncero le hizo coro anoche en Punto Pelota: "Que Xavi critique el juego del Madrid cuando el Bayern te mete siete en Europa y el Madrid te elimina en la Copa es ridículo". Xavi se limitó a decir que en el 4-0 de Múnich tres goles fueron ilegales y que en el partido de vuelta no jugó Messi. Con un 1-0 en la ida y Messi en forma el resultado, probablemente, habría sido otro. Y Xavi dijo lo que dijo, el Bayern marcó siete goles, pero no dominó al Barça, como sí hizo el Borussia con el Real Madrid, al que ganó en el tanteador y en el césped. Sobre el juego del Madrid los 15 puntos que le separan del Barcelona en la Liga indican claramente cuál es la diferencia entre un equipo y otro. Ridículo es imaginar que el que quedó 15 puntos por debajo pueda ser mejor que el campeón. Ni con el truco del villarato cuela.

Y añade Roncero: "El nivel del Madrid no es ser subcampeón de Liga y luego caer en semis de Champions. Nuestro objetivo siempre es ganar". Afirmación sorprendente en un tipo que se ha pasado el año hablando del Madrid como si fuera el mejor equipo del sistema solar. Es evidente que este año el Madrid se ha cubierto de gloria perdiéndolo todo mientras el propio Roncero estaba convencido de que estaba ante un equipo "imperial". A cualquier cosa le llaman imperio.



Y fin de fiesta colosal de Roncero: "Lo que me pone de verdad es pegarme con los culés". Igual que a Pepe lo que le pone es pisar a Messi, a Arbeloa tocarle la cara a Messi o a Mourinho meterle el dedo en el ojo a Tito Vilanora, a Roncero le gusta pegarse con los culés. Son así. Quizá por eso Roncero muestra su desencanto por Mourinho, por entender que en su última época no estaba muy predispuesto a "pegarse" con los culés: "El Mou que me gustaba es el que se metía en guerras contra el Barça. Desde que decidió que se iba dejó de defendernos". Pegarse, guerras... ¿Estamos hablando de fútbol o de salvajadas? Él, Tomás Roncero, va por ahí, por eso se muestra orgulloso de la peor cara de Casillas: "Cuando nos tangaron contra el Barça, Iker le hizo el símbolo de jeta al árbitro defendiendo al Madrid". Y eso, para Roncero, está muy bien.

Son así. Y no les cambiaremos. En su mundo se acepta la realidad virtual y las guerras y las pegadas. Hablan otro idioma y viven obsesionados con hacer daño al prójimo. Cada uno es feliz a su manera y éstos, este año, lo han tenido que pasar muy mal.


Deja tu Comentario