2013-02-21 19:02 Real Madrid Por: Administrador

Pedro escenifica la nueva moda culé: Ahora llorar sí es señorío



"Pienso que en una jugada me arrollan en el área por detrás y el árbitro no lo pitó". De esta forma intentaba el delantero excusar el lamentable partido de su equipo, que fue superado por un grande de Europa venido a menos como es el equipo transalpino, justo del modo en el que la caverna culé suele criticar al Real Madrid.

Pese a que puede que el colegiado se equivocara, sobre todo con la jugada del primer tanto milanista por mano previa, no deja de ser un error arbitral como los muchos que suele sufrir (con demasiada frecuencia) el Madrid habitualmente. No están acostumbrados a esto en Barcelona, y parece ser que con ellos los colegiados no pueden equivocarse jamás. "Con la mano pasa igual. Son detalles que el árbitro no pitó", quiso recordar Pedro. ¿Y el señorío? Parece ser que anoche no tocaba sacarlo a relucir.



Incluso se atrevió a denunciar la actitud del árbitro: "No nos dejaba hablar con él". Quizá lo que sucede es que era igual de autoritario que todos, algo que los culés no están acostumbrados a soportar. Por una vez, el Barcelona fue arbitrado igual que el resto de equipos. Y entonces llegan los lloros.


Deja tu Comentario