2012-03-25 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Peligra la boda de Cristiano con Irina



Cristiano Ronaldo está viviendo la que es, probablemente, su mejor temporada como jugador profesional. El portugués es la verdadera imagen del Real Madrid: fuerza, potencia, goles y liderazgo. Sin embargo, a pesar de todo lo bien que se le está dando al portugués su faceta profesional, no consigue ser feliz al cien por cien ¿Por qué? Porque su madre y su novia mantienen una relación tan distante como complicada. Y eso Cristiano, en su ámbito personal, lo está notando. Tanto, que incluso podría estar replanteándose la boda con su actual pareja, la modelo Irina Shayk, con la que pretendía casarse justo después de la Eurocopa de naciones que se disputará a lo largo del mes de junio.

La guerra sin cuartel entre Dolores, la madre de Cristiano, e Irina, su novia, fue más palpable que nunca durante el partido que el Real Madrid disputó ante el Espanyol en el Bernabéu. Sus dos ‘chicas’ se sentaron en el mismo palco, el que tiene el futbolista en el estadio blanco, pero no intercambiaron palabra alguna. Ni se miraron. Algo que a Cristiano le afecta y mucho, a pesar de parecer un hombre de piedra en el que los sentimientos quedan en un segundo plano.



Sin embargo, en Portugal se asegura además que no sería únicamente la guerra fría entre Dolores e Irina la que habría hecho sopesar a Cristiano Ronaldo el anular la boda con su novia. Otra razón más a sumar a esa posible negativa a última hora a pasar por el altar sería el hartazgo del delantero madridista de tener que vivir alejado de su chica durante largas temporadas de tiempo. Y es que los compromisos de Irina, con campañas de marketing, fotografías para revistas y demás menesteres relacionados con el mundo de la moda, impiden que pueda tener una relación ‘normal’ con CR7.

El jugador, enfrascado también en una vorágine constante de viajes y entrenamientos con el Real Madrid, habría tenido muy en cuenta que transcurren varias semanas, incluso meses, hasta que ambos pueden coincidir para verse y pasar tiempo juntos. Es una pareja que vive más tiempo separada que junta, y eso también le habría hecho replantearse a Cristiano la conveniencia o no de pasar por el altar el próximo verano.

Irina es, actualmente, una modelo muy cotizada y no está dispuesta a renunciar a su carrera para trasladarse a vivir definitivamente a Madrid junto a Cristiano. El portugués es una persona muy familiar, según han reconocido siempre sus más allegados, y querría tener a su mujer siempre muy cerca para darle felicidad y, sobre todo, ese nivel de estabilidad que todo gran jugador necesita. La relación entre el luso e Irina es realmente buena, pero la distancia y las perspectivas de que el distanciamiento por causas profesionales no vaya a cambiar, podría dar al traste con una de las bodas del año




Deja tu Comentario