2016-07-14 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

A Pepe le llaman "loco" hasta sus propios compañeros



Tener a Pepe de compañero no debe ser tarea fácil. Danilo, jugador del Real Madrid, ha desvelado en una entrevista que está muy sorprendido con la manera de ser del central portugués. Su agresividad en el campo y los episodios donde pierde el oremus contrastan con su día a día fuera de los terrenos de juego. Dentro de las canchas es uno luego es otro. Normal que le pareciera un auténtico “loco” los primeros días en el vestuario del Madrid: “Cuando veo las entradas de Pepe durante el partido digo: ‘Pepe está loco, bien loco’ porque en el día a día es muy ‘zen’. Habla bajo, es muy tranquilo y un hombre de bien. Llega al entrenamiento y levanta el pie. Si alguien discute, es él el que separa. Entonces cuando veo a Pepe enfurecido en los partidos pienso que no puede ser él. Cuando juega se transforma y eso es un punto a favor nuestro”. Danilo alucina con Pepe, el futbolista con las dos caras. El día y la noche, el ying y el yang, un angelito o un demonio malvado. Porque, si está centrado, puede pasar jornadas sin ver ni una amarilla y ser uno de los mejores centrales del mundo, rápido al cruce y no dejando pasar a nadie. En cambio, cuando tiene el día tonto, que el delantero o el que pille por delante se vaya preparando.

Los peores episodios de Pepe

Le suelen venir en partidos de gran intensidad, donde la tensión se palpa en el ambiente. Contra el Atlético y contra el Barça, Pepe se convierte en el “loco” Pepe. Agresiones, codazos, simulaciones y duras entradas son el repertorio del portugués cuando está en esos días del mes. Curiosamente, llegó al punto máximo de “locura” en el Bernabéu y ante el Getafe. Un partido, eso sí, donde pese a que el rival era inferior para un Real Madrid, los blancos se jugaban la Liga. Aquella atrocidad a Casquero ya ha pasado a la historia como uno de los peores episodios de la competición, y quién sabe si del fútbol.




Deja tu Comentario