2013-12-14 18:12 Real Madrid Por: Administrador

Pepe salva a un Real Madrid que neutraliza dos goles (2-2)



Carlos Muñiz

El Sádar es uno de los campos más complicados de la Liga, el Barça salió de él con solo un punto y el Real Madrid más épico ha igualado la gesta azulgrana. El campo de Osasuna se ha acostumbrado a ponérselo difícil a los grandes y hoy no fue una excepción.



Carlo Ancelotti sacó el once de gala en Pamplona y comenzó el partido a toda máquina con un Cristiano que ya se ve Balón de Oro, sin embargo, una jugada repleta de errores en la defensa madridista provocó que cambiara todo. El lateral diestro de Osasuna Marc Bertran se fue de un Marcelo muy pasivo y colocó un centro espectacular con el exterior que remató con potencia Oriol Riera entre Pepe y Carvajal que habían dudado un segundo. Era el minuto 15 y Osasuna se ponía delante en el marcador ante su afición.

A partir de ahí el Real Madrid se cortocircuitó, Osasuna comenzó poco a poco a ganar el dominio del partido y comenzaron a llegar acciones ofensivas de los locales una y otra vez por la banda de un Marcelo muy blando defensivamente. Llegada la media hora Osasuna daba el susto definitivo, Armenteros de falta lateral sorprendía a todos chutando directo al primer palo y Diego López, el único atento, pudo detener no sin problemas, no obstante, los Pamplonicas ya creían que podían llevarse el partido.

Tanta era la creencia que cinco minutos más tarde llegó el 2-0. Córner botado por Osasuna que remata con mucha potencia Damià ante la pasividad de la defensa blanca y Diego López se exhibió con una de las paradas de la temporada pero con la mala suerte que el rechace cayó en la zona de Oriol Riera que remataba a bocajarro anotando su segundo gol de la tarde.



El golpe no era definitivo todavía, la situación empeoró justo antes del descanso cuando Sergio Ramos era expulsado por segunda amarilla tras un manotazo a un jugador de Osasuna. El Real Madrid se quedaba con 10 y con un marcador muy adverso en contra, tocaba que la leyenda blanca actuara.

Y apareció, como siempre, Cristiano. En acción individual, un minuto después de la expulsión, se marchó hacia el área como poseído y tras juntar a toda la defensa rojilla junto a él cedió la épica a Isco que desde la frontal soltó un latigazo para creer. Golazo del malagueño y 2-1 antes del descanso.

La reanudación fue un suplicio para el Real Madrid, Ancelotti hizo dudar a todos con sus cambios y el equipo no funcionó en toda la segunda mitad. Osasuna dominó y tuvo varias opciones de marcar el tercero pero Diego López continuaba luciéndose y entonces otra expulsión volvió a cambiar el partido. 

El Gato Silva, como hiciera Ramos en la primera mitad, se expulsó con dos amarillas en cinco minutos y tras la expulsión llegó el empate blanco. El Madrid volvía a marcar tras una tarjeta roja, Isco colocó un centro magistral para que Pepe con todo el alma rematara de cabeza y pusiera el 2-2 y salvara un punto para los blancos. Sufrido empate en uno de los campos más complicados de la Liga, el Madrid creyó y consiguió sacar hacia delante un partido durísimo.


Deja tu Comentario