2012-12-13 01:12 FC Barcelona Por: Administrador

Pepe vuelve a comportarse como un energúmeno en Vigo



"Todo el mundo lo ha visto", diría Karanka si en lugar de Pepe hubiera sido un contrario. Pero no. Ni Karanka lo ha dicho ni todo el mundo lo ha visto, porque el árbitro se ha negado a verlo. Las imágenes emitidas por televisión han sido sobrecogedoras. Y la acción ha transcurrido en las narices del colegiado. Quizá es por eso que tanto repiten en Madrid los últimos días, que los árbitros perjudican a los blancos, y el de hoy se ha propuesto confirmarlo perdonándole al peligroso defensa portugués la expulsión. ¿No quería Sergio Ramos que los árbitros "se equivoquen para bien"? Pues para bien se ha equivocado el señor Álvarez Izquierdo. Ahí tiene lo que tenía... si es que se puede decir que hasta ahora no lo ha tenido . Sólo le ha faltado al colegiado pitar un penalti contra el Celta para redondear su faena y salir a hombros. El jamón, como mínimo, se lo ha ganado.

Pepe, que ya se las había tenido con los delanteros del Celta, acudió a un remate al área rival y, persiguiendo un balón que iba a salir de banda, frenó en seco y levantó hacia atrás un pie para meterle un plantillazo en sus partes a un defensa del Celta. La acción no ha estado exenta de mala fe ni de voluntad de hacer daño, pero el árbitro la ha pasado por alto. Como el pisotón a Messi, pero esta vez en versión plantillazo. "Ha sido sin querer" decían los comentaristas de Canal Plus con la misma vehemencia que minutos antes empleaban para narrar la mala intención en una acción de Bermejo que, este sí, acabó viendo tarjeta. Claro, éste era del Celta.



Y para chiste, el relato de As de la jugada. No tiene desperdicio: "Pepe, en el minuto 76, también dio una coz involuntaria a Roberto Lago". Lo de "coz" en Pepe no es noticia, lo de "involuntaria", conociendo al personaje y sus antecedentes, difícil de creer, pero va de eso. Da la sensación de que se han propuesto todos repetir mil veces la misma mentira y acabaremos creyendo que Pepe es un angelito y que todos sus deslices son "sin querer". Y aún sale el ínclito Pardeza reclamando una sanción mayor para el codazo de Bermejo. ¿Se puede tener más cinismo?

Reparte leñazos a diestro y siniestro y los árbitros le ovacionan con las orejas. Por eso se atreve a salir ante la prensa para presumir de que ni le pitan faltas ni le expulsan. Claro. Si la salvajada de Balaidos no merece ser considerada falta, ¿qué le van a pitar?

Y luego van diciendo que les perjudican los árbitros y pidiendo que se "equivoquen para bien del Madrid". Pues eso.




Deja tu Comentario