2011-04-20 10:04 Real Madrid Por: Administrador

Pepe y Özil, jugadores claves en la final



Tras el empate cosechado en el Santiago Bernabéu el pasado fin de semana en el primero de los cuatro clásicos del tramo final de temporada, Mourinho encontró un sistema de juego capaz de neutralizar el juego de posesión del Barça a la vez que permitía al Madrid llegar con peligro a la portería azulgrana. De hecho, pese a que el control del esférico fue claramente favorable para los hombres de Pep Guardiola, el conjunto blanco fue el que más ocasiones de gol y llegadas al área rival realizó.

A diferencia de Guardiola, Mourinho sabe que las finales se deciden por pequeños detalles y por ello pone a su mejor portero, Iker Casillas, bajo los palos. Con Albiol sancionado tras la expulsión del pasado sábado, Sergio Ramos será el acompañante de Carvlaho en el centro de la zaga. Arbeloa y Marcelo serán los encargados de ocupar los laterales.
Tras el partidazo en el bernabéu, Pepe volverá a ejercer como centrocampista encargado de neutralizar el centro del campo azulgrana y de robar el balón para crear las contras. A su lado, Khedira volverá a ser su acompañante en las tareas de destrucción mientras que Xavi Alonso será el encargado de construir y canalizar el juego del equipo.



Es en las tres posiciones de ataque donde más dudas hay. Con Cristiano Ronaldo como fijo, todo apunta que el portugués ejercerá hoy de referencia ofensiva del equipo acompañado de Di María y Özil en los extremos. El alemán, el gran sacrificado en el último clásico, demostró su gran calidad en la segunda parte del encuentro del sábado y Mourinho le dará la responsabilidad de crear la magia que sólo él es capaz de dar a este equipo. De esta forma, el Madrid jugará sin un ‘9’ siendo la velocidad y la verticalidad su mayores armas en la búsqueda de conseguir el primer título de la temporada.


Deja tu Comentario