2014-05-09 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

Piqué fracasa como motivador de los jugadores del Madrid



Joan Tubau

Ha dicho Álvaro Arbeloa, en una entrevista concedida a la revista Jot Down que la Ciudad Deportiva de Valdebebas fue empapelada con la foto de Gerard Piqué celebrando la manita del 5-0 al Real Madrid ante su afición. Se trataba de motivar a los jugadores blancos con esa imagen. Eso les sentó muy mal a los jugadores del Real Madrid, que ignoran que el inventor de ese gesto fue el madridista Iván Zamorano cuando hace muchos, muchos años, el Madrid sí supo endosarle una manita al Barça. Piqué se limitó a imitarle.



Según Arbeloa, ahí nacieron los piques que desembocaron en los conflictos subidos de tensión que se vieron en los posteriores clásicos. Es decir, que seguramente, segíun Arbeloa, la culpa de que Mourinho le metiera el dedo en el ojo a Tito Vilanova fue de Piqué.

Arbeloa ha reconocido que Valdebebas se empaló con la foto de Piqué haciendo la manita. El que pensó en semejante estrategia de marketing creyó que ésa era la mejor forma de motivar a los jugadores del Real Madrid. Pues bien, para pena de Piqué, su imagen triunfadora y retadora mostrando una manita que sigue sin respuesta por parte del Real Madrid, no sirvió para motivar a los blancos. Desde esa fecha -han pasado cuatro años-, el Madrid ha ganado dos Copas y una Liga. Poco es para un club con la historia y la ambición del Real Madrid. Tres títulos en cuatro años. El "Efecto Piqué" fracasó en el Bernabéu mientras el Barcelona ha seguido encadenando títulos y el Madrid cerraba la pasada temporada en blanco.

Arbeloa explica su versión sobre la alta tensión que se vivió en los clásicos de 2011: "Empiezan con el 5-0. No porque te metan cinco sino por las declaraciones que hubo después. Tras una goleada así hicieron unas manifestaciones que nos dolieron mucho, y que psicológicamente nos afectaron. Luego fuimos capaces de ganarles la Copa del Rey".



Y sigue: "Antes de ese partido hubo un empate en el Bernabéu y allí sí tuvimos piques. Que si os vamos a ganar, que si tenéis el campo hecho una mierda y este césped es de Segunda B. Pero bueno, ¡lo típico! Y es normal, ¿eh? Estábamos jugando muchos partidos contra ellos, nos jugamos muchas cosas y teníamos unas tensiones enormes. Pero oye, la rivalidad no la inventamos nosotros. Es que el Madrid-Barça ha estado ahí siempre. Yo he visto a Zidane coger del cuello a Luis Enrique. Otra cosa es que esté mal, pero esto nuevo no es. ¿O antes se daban besos?".

Pues nada, Arbeloa, a seguir cogiendo a los rivales por el cuello, a seguir pisándoles y a seguir escupiéndoles. Es la especialidad de la casa.


Deja tu Comentario