2014-10-16 08:10 Real Madrid Por: Administrador

PIqué ofrece una buena muestra de lo que son los "valors" del Barça



Sergio Marco

Se mire como se mire el comportamiento de Gerard Piqué no tiene justificación. Llevaba 15 minutos parado en el carril bus y la Guardia Urbana le puso la multa correspondiente, como les sucede a todos los españolitos de a pie que cometen infracciones de tráfico. A Piqué, guapo, millonario, simpático y famoso, le sentó muy mal que la autoridad no hiciera una excepción con él, dado que era el mismísimo Gerard Piqué. El mismo que viste y calza. Pero los guardias no picaron y tuvieron que soportar lo que no le tolerarían a otro ciudadano: "me tenéis envidia porque soy famoso", "me estáis multando porque vais a comisión, porque no tenéis dinero y os tenéis que llevar comisión", "esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita", "voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo", "sois unos chulos y os creéis los amos del mundo por llevar ese uniforme y multar a la gente", "esta multa la va a pagar tu padre", "sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo y la Guardia Urbana es una puta vergüenza",



Muy edificante todo ello. Tanto hablar de la soberbia de Cristiano Ronaldo y resulta que el club de los valores tiene entre sus símbolos más preciados a un futbolista que va de guapo, chulo y pendenciero intentando saltarse las normas por su cara bonita y por ser quien es. Y todo esto a las dos y media de la madrugada y entrando en un casino. ¡Menudo deportista! No ha trascendido el tono de Piqué ni si arrastraba las palabras, Lo que sí se sabe es que Luis Enrique le tenía avisado y que no quería más líos. Si esto lo llega a protagonizar Cristiano Ronaldo, estaríamos hablando días y días del asunto. Suerte tiene Piqué que es del Barça y vive protegido. 

Lo peor es la imagen de alguien que se autodefine como "muy culé" y que incluso no oculta que le gustaría ser un día presidente del Barça, se dedique a predicar los valores de los que presume el club con un ejemplo nada edificante. Vamos, que para Piqué los valores son de boquilla para que los practiquen los demás. Él va por libre. Que por algo es Piqué y puede hacerlo.


Deja tu Comentario