2011-12-13 16:12 FC Barcelona Por: Administrador

Piqué perdona la antideportividad de Marcelo



Se acaba el partido en el Bernabéu. Los jugadores del Barça se alegran y celebran la victoria de una manera muy respetuosa en el terreno de juego. Después de los instantes de euforia, saludan a todos y cada uno de los jugadores blancos. Como un digno ganador, Piqué no fue una excepción. Quiso felicitar a los que fueron sus rivales en el partido, pero se topó con un hecho que le sorprendió. Marcelo no quiso devolverle el saludo. El central catalán no quiso hurgar en la herida y dejó a Marcelo con su rabieta. 

Quizá Piqué no quiso insistir al saber la actitud de ciertos jugadores del Madrid. No es difícil entender que el jugador que en el último clásico casi le parte la pierna a Cesc en el último minuto de partido, iniciando una tangana que acabaría siendo famosa por el dedo en el ojo de Mourinho, no quisiera tener un mínimo gesto de deportividad con su rival. 



Por la cabeza del central blaugrana también pasaron aquellos lances de los clásicos de la temporada pasada, con el lateral brasileño como uno de los más ‘marrulleros’. Como el soldado siempre fiel a su jefe, en este caso Mourinho. Después de todo, que Marcelo no quisiera dar la mano ya entraba dentro del guión habitual. Nadie esperaba que hiciese más, ni el propio Madrid. Lo mejor de todo es que Marcelo aún no sabe las veces que le quedan por felicitar al Barça, y mejor que no lo sepa. Estará más feliz dentro de su particular “deportividad”.


Deja tu Comentario