2017-04-06 06:04 Real Madrid Por: Administrador

Piqué y Rakitic vuelven a burlarse del Reglamento



En Barcelona estarán contentos de haber quedado de nuevo impunes tras echar mano de las ayudas arbitrales. Con la vista puesta en el Clásico, y con el partido ante el Sevilla resuelto, tanto Piqué como Rakitic forzaron su quinta amarilla de su cómputo personal, que les impedirá jugar en la Rosaleda ante el Málaga y les permitirá llegar 'limpios' al Bernabéu. Una forma lamentable y antideportiva de planificar el gran partido, y que además fue una burla al Reglamento en toda la cara al árbitro. En especial, la acción por la que vio la amonestación el croata fue insultante. A poco más de 10 minutos para el final, con el encuentro ya sentenciado, el '4' culé hizo hasta tres agarrones consecutivos en el centro del campo, desesperado por ver la cartulina amarilla. Las imágenes dejan bien claro que se trata de una acción intencionada, que precisamente está prohibida por el reglamento si sirve para forzar una tarjeta.

La escandalosa tarjeta amarilla que vio Rakitic

Como era de esperar, Clos Gómez echó una mano a los culés y le mostró la amarilla. Al cabo de un minuto, Aleñá entró al campo sustituyendo a Rakitic. La jugadita le volvió a salir bien al Barça, que tiene bulo en este tipo de acciones que no están permitidas. Gerard Piqué tuvo un poco más de sutileza, aunque su entrada desmesurada e impropia del catalán en la primera parte por la que fue amonestado tampoco pasó desapercibida. Tanto el central como el medio se volvieron a reír del reglamento, y lo peor es que nadie ha movido un dedo para hacer justicia.

Deja tu Comentario