2013-02-25 10:02 FC Barcelona Por: Administrador

Piqué y Shakira fueron espiados por Guardiola



El Confidencial desvela que al margen de los casos de espionaje a los cuatro ex diredtivos del FC Barcelona, encargado por el ex director general del club Joan Olive años atrás, y la reciente filtración de que los correos electrónicos de directivos, ejecutivos y empleados estaban intervenidos, también Pep Guardiola mantenía relación con el mundo del espionaje a través de Xavier Martorell, de Método 3: "La agencia de detectives Método 3 se dedicó a espiar a jugadores del FC Barcelona por encargo del entonces director de Seguridad y actual director general de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, Xavier Martorell. El interés por saber qué hacían las estrellas del balón en sus ratos libres era del entrenador, Pep Guardiola, que cuidaba mucho que sus chicos se concentrasen en el fútbol para tenerlos a pleno rendimiento. El más seguido fue Gerard Piqué: oficialmente, no se conocía aún su romance con la cantante Shakira, pero el entrenador quería asegurarse de que el jugador cumplía a rajatabla con las normas y no atendía más a las juergas que al deporte".

Según la misma información, "Guardiola llegó incluso a telefonear a casa de algunos de sus cracks para saber si, efectivamente, se encontraban en el domicilio y no trasnochando en algún bar de copas". Y sostiene una fuente: "Estaba obsesionado con que los jugadores mantuviesen una vida privada ordenada y que no saliesen de juerga porque después no rendían en el césped”. Tanto el míster como Manel Estiarte, director de Relaciones Externas del Barça, no dudaban en pedir la colaboración de detectives cuando tenían sospechas de que algún jugador se podía desmandar en sus horas libres".

Pep Guardiola mantuvo una estrecha relación con Xavier Martorell, ahora en el ojo del huracán por los casos de las escuchas recientemente destapados, lo que le permitía estar informado en todo momento de todo cuanto acontecía a su alrededor.  Cuando Guardiola se enteraba de que alguno de sus hombres quedaba para cenar, inmediatamente solicitaba los servicios de la agencia de detectives para confirmar el comportamiento de los mismos.



La información asegura que Ronaldinho, Deco y Eto´o fueron los más seguidos hasta que apareció Shakira en la vida de Piqué. Guardiola estaba muy preocupado por el tema, especialmente cuando la relación sentimental que unía a la cantante y al jugador todavía no se había oficializado y se mantenía en secreto. Del seguimiento de PIqué se sabe que "uno de sus locales favoritos es un bar de copas que hay cerca de las instalaciones del Barça, en la calle Regent Mendieta, que salía bastante con un grupo de amigos y que algunas noches llegaba a casa de sus padres, en la localidad de Sant Just Desvern, pasadas las 2 de la madrugada. Incluso detallaban las copas que se tomaba. En uno de los informes que hicieron los detectives, se señala que, tras asistir a un concierto de Alejandro Sanz junto a tres amigos, le paró la Guardia Urbana y tuvo que someterse a un control de alcoholemia, que dio negativo. Esta anécdota tuvo lugar el 15 de septiembre del 2010, precisamente el día que la cantante iniciaba en Montreal su gira mundial, mientras el jugador se encontraba en Barcelona".

Curiosamente, Piqué descubrió la presencia de detectives siguiéndole. Lo denunció al club y Xavier Martorell, el responsable de seguridad entonces, lo atribuyó a la prensa del corazón. Así le tuvieron engañado.

También se ha sabido la preocupación que causó en su momento que Leo Messi, entonces un chaval de 20 años, pudiera caer bajo la influencia nociva de Ronaldinho y su poco recomendable vida nocturna en Castelldefels y Port Ginesta. Que su compañía no estropeara la progresión de Messi fue uno de los motivos que indujeron a Guardiola a exigir su traspaso.




Deja tu Comentario