2011-10-29 18:10 Real Madrid Por: Administrador

¿Por dónde se le escapa el mando a Mourinho?



Atrás quedaron los tiempos en los que periódicos muy afines al Real Madrid como AS o MARCA se podían vanagloriar de tener una e incluso dos entrevistas fijas cada semana con diferentes jugadores del club blanco. Aquello ya pasó a mejor vida. Desde que Mourinho también ha decidido meter mano en el tema periodístico las apariciones en los medios de comunicación de jugadores del Real Madrid ha menguado de forma descarada.

No hay más que ver cómo tienen que buscarse los medios las habichuelas para venderles a sus lectores que tienen una entrevista en exclusiva con algún jugador del Real Madrid. La forma más ‘sencilla’ de lograrlo es hacerla a toda prisa y a la remanguillé en la zona mixta del Santiago Bernabéu después de que acabe un partido. Eso sí, ahí sólo tienen cabida jugadores como Albiol, Granero, Marcelo o Carvalho, por poner algún ejemplo, o lo que es lo mismo, imposible que Cristiano, Kaká o Casillas puedan ofrecer unas palabras que no sean a base de canutazos en medio de los empujones y codazos de los periodistas.



Es tal el descenso en apariciones de los jugadores desde que Mourinho es el jefe de todo que parece que ha pasado inadvertido para todo el mundo que ya apenas salen jugadores a rueda de prensa después de los entrenamientos. Lo que antes era una práctica habitual, que algún jugador de la primera plantilla atendiera a los medios después de la práctica en Valdebebas, se ha convertido en un milagro. Con Mourinho las ruedas de prensa de los jugadores han pasado a mejor gloria. Menos información, menos posibilidades de que algún jugador se vaya de la lengua.

Sin embargo, a Mourinho le ha quedado suelto un cabo que no termina de gustarle pero ante el que no puede hacer nada. Es el de las selecciones nacionales. De hecho, cada vez que los jugadores del conjunto blanco ponen pie en sus respectivos países, como ya no tienen la prohibición de su club de hablar, se desmelenan y le dan a la lengua sin ningún tipo de problema. Así las cosas, los Varane, Özil, Di María o Benzema se ponen las botas hablando cada vez que van con sus selecciones. Eso es algo que no le gusta un pelo al técnico blanco, pero no puede hacer nada porque mientras duran las concentraciones los jugadores son de Francia, Alemania o Argentina, no del Real Madrid.

El caso de los españoles es todavía más grotesco. Como la prensa nacional tiene el grifo prácticamente cerrado por el Real Madrid, aprovechan las convocatorias de la selección para solicitar entrevistas con los Casillas, Arbeloa, Xabi Alonso, Albiol y compañía. Es la forma más fácil y segura de tener asegurada una charla íntima con alguno de los jugadores del Real Madrid. De hecho, a la RFEF llegan cantidad de peticiones de entrevistas para con todos ellos y, generalmente, casi todas suelen ser atendidas sin demasiados problemas. Es la diferencia entre el estilo Del Bosque de la roja y el estilo Mourinho del Real Madrid.




Deja tu Comentario