2011-10-27 18:10 Real Madrid Por: Administrador

Por qué Sergio Ramos no debe volver al lateral



"El Real Madrid tiene, por ejemplo, un lateral derecho que me gusta mucho, mucho, mucho, que es Sergio Ramos, pero por mi modo de ver el fútbol me parece que  puede ser mucho mejor defensa central que lateral derecho", decía José Mourinho nada más llegar al banquillo blanco, y el tiempo le ha dado la razón.

El portugués pretendía fichar a Maicon para el lateral y así utilizar al de Camas como central, pero las pretensiones económicas del Inter impidieron la operación y el que llegó finalmente fue Carvalho, jugador de la confianza de Mourinho que ha visto cómo le han quitado el puesto de titular en el equipo durante su lesión.

Y es que Sergio Ramos está demostrando ser uno de los mejores centrales del mundo. Con el segundo capitán del equipo en el centro de la zaga, el Madrid defiende y ataca mejor, tiene más posesión y, en definitiva, mejora en todos los sentidos. Además de lucirse jugando como central, Ramos ha conseguido mejorar a casi todos sus compañeros.

Uno de los más agradecidos es Pepe. El portugués ya no es ahora el encargado de tener que secar el balón jugado desde atrás y sabe que tiene un socio rápido y contundente con la misma buena colocación de Carvalho. Marcelo también agradece la nueva posición del andaluz ya que  sabe que tiene la espalda cubierta dado la velocidad de Ramos, y así puede volcarse en el ataque. Otro de los más agradecidos es Arbeloa, que ha visto como de la mañana al día ha pasado de suplente a titular cuajando excelentes actuaciones con las que también se ha quitado de encima el mito de que sólo es un lateral defensivo.

En el centro del campo son dos futbolistas los que más han notado la presencia de Ramos en el eje de la zaga. Por una parte, Xabi Alonso ya no tiene que bajar tanto para comenzar las jugadas ya que sabe que Ramo puede sacar el balón jugado sin problemas, además de cubrirle las espaldas en las facetas defensivas. De este hecho también se aprovecha Khedira, que ya no se queda fijo en el centro del campo y puede llegar también desde la segunda línea, algo que queda muy patente con sus últimas actuaciones y con el gol que logró ante el Olympique.

Además, los hombres de ataque también tienen mucho que agradecer a Ramos. Su nueva posición de centrar permite que toda la defensa juegue más arriba y que la presión se inicie desde prácticamente la portería rival. Así, los delanteros roban más balones y tienen mucho más peligro. Con esa fórmula se han podido liquidar los últimos dos partidos en los primeros minutos de juego.




Deja tu Comentario