2015-09-08 08:09 FC Barcelona Por: Administrador

Por qué Antiviolencia no defiende a Piqué y castiga los insultos



Llorenç Martí

La hipocresía reina en el fútbol español. Las instituciones manejan a sus anchas las competiciones y los castigos, sin ningún sentido de la justicia más allá de su propios intereses. La última muestra de la poca seriedad de la LFP y la Comisión Antiviolencia es la pitada a Gerard Piqué en el partido entre España y Eslovaquía en el Carlos Tartiere. 



A pesar de los pitos hacia el central catalán, ningún órgano se ha pronunciado ni ha anunciado ninguna investigación al respecto, incluso después de que Piqué tuviera que aguantar cómo le increpaban tras salir de una fiesta a gritos de "borracho, borracho". La inanición de los órganos del fútbol español en este caso contrasta, y de qué manera, con la rápidez con la que actuaron en el caso de la pitada al himno nacional en la pasada final de Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao.

En aquella ocasión, la pitada a un símbolo como es el himno fue condenada incluso antes de producirse, creando toda una campaña de indignación que se saldó con multas por doquier a los clubes y entidades catalanistas. Sin embargo, cuando es una afición española la que silba a un jugador que está defendiendo la camiseta de la Roja, parece que las leyes son diferentes y está todo permitido. Cuando Gerard Piqué y compañía se cansen de aguantar esta falta de seriedad, se darán cuenta del error que están cometiendo. 


Deja tu Comentario