2012-04-13 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

Por qué Cristiano Ronaldo no será Balón de Oro



Cuando Cristiano Ronaldo marca un golazo, la imagen da la vuelta al mundo. Y en la coletilla de esa jugada se le ve celebrando el gol. Y el mundo entero, desde Tanzania a Malasia pasando por Guatemala, tiene la oportunidad de aplaudir la valía del futbolista y de despreciar a la persona por su dudoso nivel de educación. Eso, las celebraciones, las provocaciones, los gestos, las miradas, las muestras egoistas de autoafirmación, también suman y restan en la elección del Balón de Oro. Por eso Cristiano Ronaldo no volverá a ganar nunca el Balón de Oro. Ya lo consiguió hace muchos años cuando vestía otra camiseta, pero en el Real Madrid se ha estropeado este chico que ejerce de niño consentido y al que todo se le permite. Y no lo conseguirá porque sus gestos de prepotencia y chulería también dan la vuelta al mundo y consiguen el mismo efecto proporcional que la admiración por sus goles, pero en sentido contrario. Cristiano Ronaldo cae mal a todo el mundo y se lo gana a pulso partido tras partido. Que no espere el Balón de Oro porque la chulería no tiene premio.

El numerito que montó ante el Atlético de Madrid celebrando sus goles merece ser explicado en las escuelas como ejemplo de lo que los niños nunca deben hacer. Al final habrá que censurar la imagen de este tipo en cuanto marque un gol porque su comportamiento de niño mimado no es precisamente edificante. En el primer gol se auteseñalaba ayer con las dos manos, no fuera a ser que a alguien le diera por dudar sobre la autoría del tanto, y ponía un gesto con el morrito como admirándose a sí mismo por la potencia de su disparo. En el segundo gol se levantó el pantalón para enseñar al mundo el volumen de sus bíceps (¿por qué es tarjeta amarilla levantarse la camiseta y esto no?) mientras hacía gestos provocadores a los aficionados locales. Y en el tercero, el de penalty, se quedó con los brazos abiertos esperando que sus compañeros, uno por uno, acudieran a adorarle.



Curioso, ni se tomó la molestia de acercarse a felicitar a Callejón tras la consecución del cuarto gol madridista. Ese gol no lo había logrado él, aunque le diera al ex españolista la asistencia precisa para que marcara. La escena recordó a la vista hace unas pocas jornadas, cuando Higuaín se disponía a fusilar un gol y apareció él por la espalda para intentar quitárselo y sumarlo en su cuenta goleadora. Cristiano Ronaldo y su club de fans mediático deberían saber que todo esto resta y mucho en la elección del Balón de Oro. Más que nada para que luego no se sorprendan y se pongan a llorar ante injusticias que sólo existen en su imaginación.

De cualquier forma, ni el juego de Cristiano Ronaldo es igualable al de Messi ni su poderío goleador admite una comparación seria entre ambos. Cristiano Ronaldo ha logrado un gol más que Messi en la Liga, con un partido jugado de más y seis goles más de penalti. De cualquier forma, el portugués sigue lejos de las cifras goleadoras de Messi en la temporada. Leo lleva 61 goles, por 52 de Cristiano Ronaldo. Y en cuestión de asistencias, Leo lleva 26, mejor que Özil, que con 20 es el más efectivo  asistente madridista. ¿Alguien da más? Por otra parte, Messi lleva ya ganados 3 títulos (Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubs) y tiene opciones más que fundadas de conseguir los tres títulos que quedan en juego: liga, copa y Champions. Es decir, que podría acabar la temporada con un mínimo de 3 títulos y un máximo de 6. Cristiano Ronaldo, en el mejor de los casos, conseguiría dos, porque ya fue eliminado por el Barcelona y por Messi en la Supercpa y en la Copa del Rey.

Explica hoy Tomás Roncero que Cristiano Ronaldo debe ser el próximo Balón de Oro. Y Alfredo Relaño habla del portugués como del hombre de esta liga y dice: "Messi es fabuloso, pero Cristiano no se inclina ante nadie". Deberían hacer un examen de conciencia y detenerse a valorar los goles de Cristiano Ronaldo y Messi. La gran mayoría de los tantos del portugués son de penalti o limitándose prácticamente a empujar el balón a la red a dos metros de la portería. Podría decirse que goles sensacionales consigue uno de cada diez (ayer empalmó excepcionalmente dos en un mismo partido). En cambio, el caso de Messi es diferente. El argentino inventa el fútbol y lo eleva a categoría de arte. Su caso es el contrario, apenas un gol de cada diez puede ser tachado de vulgar. Los demás son un canto al talento del mejor futbolista de la historia.



La realidad es la que es. Cristiano Ronaldo, siendo un excelente futbolista, no sólo no está al nivel de Messi sino que ni siquiera le supera en cuanto a poder realizador. Los números son los que son: Messi, 61 - Cristiano Ronaldo, 52. Y en la Liga, sin penaltis, Messi 34 - Cristiano Ronado, 29. Sólo en una cosa es superior el portugués: en mala educación. Analicen cómo celebra Messi sus goles y compárenlo con las reacciones del portugués. De vergüenza ajena. ¿Por qué, por qué, por qué se lo consienten? Se está haciendo daño a sí mismo, está echando a perder su imagen y su entorno le está engañando con algo que nunca conseguirá. El mundo entero es de Messi. Se lo ha ganado a pulso sin necesidad de hacer el payaso en un terreno de juego.


Deja tu Comentario